Ayuso gana el pulso a Sánchez: la Justicia avala abrir las pistas de esquí de Navacerrada

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León rechaza las medidas cautelares solicitadas por el Gobierno para impedir la reapertura de la estación de esquí de Navacerrada

Isabel Díaz Ayuso y Pedro Sánchez en La Moncloa.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, gana el pulso al presidente del Gobierno. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León rechaza las medidas cautelares solicitadas por el Ejecutivo central a través de Parques Nacionales para impedir la reapertura de la estación de esquí de Navacerrada. Así y hasta que se resuelva el conflicto que mantiene el Gobierno con la Junta y la Comunidad de Madrid, las pistas estarán abiertas.

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha respondido así a la petición realizada por Parques Nacionales, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, como parte de un recurso presentado contra la Junta de Castilla y León, y sobre cuyo fondo aún tiene que resolver.

La junta de Castilla y León que preside el popular Alfonso Fernández Mañueco se declaró «no competente» para resolver la caducidad de la concesión de la vertiente segoviana de la estación de esquí.

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto a Alfonso Fernández Mañueco y Emiliano García-Page. Imagen de archivo de EFE

Parques Naturales recurrió esta decisión y ahora el auto del TSJCyL descarta que se causen perjuicios irreversibles si se cierran las pistas de esquí, ya que los actos de uso del monte desde la última concesión se vienen realizando durante los últimos 25 años y el perjuicio debe entenderse que estaría más bien en el impedimento del uso y la posible retirada de las instalaciones que en su cierre. 

El Ministerio de Teresa Ribera mantuvo un tenso enfrentamiento con Mañueco tras señalar en un comunicado que «lo que en ningún caso compete a la Junta es decidir sobre la ocupación o la no ocupación de unos terrenos de titularidad pública propiedad del Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN)».

A lo que el barón del PP respondió que «es sorprendente la reacción de Sánchez. Desde el punto de vista político es desproporcionada y fuera de tono. No actúa igual con los nacionalistas», destacó Mañueco.

Ahora, el presidente de la Junta asegura este viernes que «ha imperado la razón y el sentido común«, y reclama al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que frene sus «ataques» contra los intereses de Castilla y León «allí donde hay una posibilidad de desarrollo económico social en el mundo rural», a la vez que califica de «inexplicable» la postura del Gobierno en este asunto.

El barón del PP destacó hace una semana que «no hay razones jurídicas ni políticas para declarar su cierre», dijo avalando de facto los argumentos de la empresa de que la concesión debe prorrogarse dos años más debido a la paralización de la actividad provocada en las temporadas de 2020 y 2021 por la pandemia. «Está contemplado en el contrato por ser una causa de fuerza mayor», remarcó José Conesa, portavoz y accionista de la compañía Puerto de Navacerrada Estación de Esquí.

El pulso de Ayuso a Sánchez y su apoyo a Mañueco

Conforme han pasado los días, la batalla se ha vuelto más política. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, brindó desde el primer momento su apoyo a su compañero de filas, Fernández Mañueco, y se enfrentó de nuevo a Pedro Sánchez asegurando que hará todo lo posible por mantener abierta la estación de esquí.

Dicho y hecho. Ayuso ha sido la primera en celebrar este primer triunfo, a la espera de que se resuelva de manera definitiva. «El Puerto de Navacerrada continuará con su actividad. La justicia avala que sus pistas no sean cerradas como pretendía Pedro Sánchez. Madrid y Castilla y León están de enhorabuena», escribió Ayuso en su cuenta de Twitter.

«Esperemos que impere el sentido común. No tiene cabida, lógica alguna que Navacerrada tras tantos años se cierre por motivos políticos con todo el perjuicio que ello conlleva», aseguró la presidenta madrileña hace una semana.

El líder del PP, Pablo Casado, también ve «muy grave» que el Gobierno «ponga palos en las ruedas». «Tanto hablar de despoblación y no se dan cuenta de que ésta se apoya en actividades como los deportes o el turismo de interior», señala Casado.

El portavoz de la estación de esquí destaca que «hay algo que se debería tener en cuenta. Si cerramos, 35 puestos de trabajo directos se verían afectados. A eso hay que sumar otros 250 indirectos, como los empleados de las tiendas de alquileres de esquí». La empresa se centra en «ganar día a día», y espera que éste sea el primer asalto sea el definitivo a la hora de que la Justicia dictamine que no se produzca el cierre.

La estrategia de Vox

El partido de Santiago Abascal en la Comunidad de Madrid fue más allá esta semana. Su portavoz en la Asamblea, Iñigo Henríquez de Luna, presentó una propuesta para que Navacerrada sea declarado Bien de Interés Cultural y evitar así el cierre de las pistas de esquí.

La propuesta tuvo éxito y se aprobó tras haber alcanzado un nuevo acuerdo con el PP. Así, el Gobierno de la Comunidad de Madrid se compromete a iniciar los trámites necesarios para declarar BIC el Puerto madrileño, así como la práctica del esquí como Patrimonio Inmaterial.

«Todo para salvar la histórica estación de esquí madrileña de las garras del Gobierno de Pedro Sánchez, que pretende acabar con “un motor económico fundamental de la Sierra de Guadarrama». Así lo definió el portavoz adjunto de Vox en la Asamblea madrileña, que recordó que «de ella no solo viven 300 trabajadores directos que trabajan en la estación y el puerto, sino miles de empleos indirectos de empresas turísticas y hosteleras de muchos pequeños municipios rurales».