Ayuso llama a Sánchez arrogante: «pierde elección tras elección»

La presidenta de Madrid responde a las exigencias de Sánchez para apoyar al PP en Castilla y León

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, junto al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el secretario general del Partido Popular (PP), Teodoro García Egea. EFE/Chema Moya

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no ha tardado en reaccionar a las palabras de ayer de Pedro Sánchez sobre las condiciones que debía cumplir el PP para conseguir el apoyo del Partido Socialista en la formación de gobierno en Castilla y León. Ayuso ha expresado su opinión a través de un tuit en el que llama arrogante al presidente del Gobierno, para después decir que con esa actitud no va a ayudar al Partido Popular ni a nadie.

En esa publicación, la presidenta del ejecutivo madrileño también ha aprovechado para recalcar que «Sánchez pierde elección tras elección». Todo esto se entiende dentro del contexto del panorama postelectoral por los comicios de Castilla y León, en los que el PP ganó las elecciones con 31 escaños, pero no con mayoría suficiente como para formar gobierno en solitario, ya que para eso tendría que haber conseguido 10 procuradores más.

Además, se suma el hecho de que Vox consiguió 13 procuradores, los cuales podrían ser imprescindibles para investir a Mañueco como presidente de la Junta de Castilla y León. Ante esta situación, son muchas las voces que están pidiendo que el PSOE se abstenga para facilitar el gobierno del PP en las cortes leonesas, arrinconando de esta manera al partido Vox.

Es en este punto cuando Pedro Sánchez, ayer en el Congreso, dejó claras las condiciones para que el Partido Popular lograse el apoyo de su partido para investir a Mañueco: renunciar en todos sitios y para siempre a Vox. Ante esto, Ayuso ha hecho saber que quien según ella gobierna con «golpistas, proetarras y demás enemigos de España» no está en condiciones de ayudar a nadie.

Sin embargo, la presidenta de la Comunidad de Madrid no ha sido la única que ha reaccionado ante las declaraciones de Pedro Sánchez. Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno de España ha reclamado también un «cordón democrático» para que la «extrema derecha» no forme parte del Gobierno de Castilla y León, uniéndose así a la petición de Sánchez.

Como ya adelantaba Economía Digital, en el Gobierno de coalición tienen claro por dónde pasa la posible abstención del PSOE para facilitar la formación del Ejecutivo regional en Castilla y León. Esto es: marcar como condición el veto a Vox y la ruptura del PP de sus acuerdos en otras regiones si quieren lograr un gobierno en solitario por el PP con la continuidad del actual presidente de la comunidad al frente, Alfonso Fernández Mañueco.