Victoria pírrica del PP: gana en Castilla y León pero queda en manos de un Vox crecido

El PSOE pierde hasta siete parlamentarios en comparación con los resultados de 2019, mientras Cs consigue entrar en el parlamento regional con un único diputado, con el 99% del voto escrutado

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ejerce su derecho al voto en la antigua sede de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca. EFE/ JMGarcía

Con el 99% de voto escrutado, el PP ha ganado las elecciones en Castilla y León aunque con un apoyo muy lejos del que habría deseado el presidente regional, Alfonso Fernández Mañueco. Los populares han obtenido este domingo 31 procuradores, dos más que en la anterior legislatura, a pesar de perder más de 50.000 votos y quedarse con el 31,45% de los votos. La práctica desaparición de Ciudadanos, que pasa de 12 a 1 diputado, se lo lleva en su totalidad un Vox muy crecido que, con 13 escaños, se coloca como tercera fuerza política, con el 17,6% de los votos.

Mañueco, que decidió convocar elecciones para convertirse en hegemónico en la derecha, podrá reeditar su presidencia, pero para ello necesitará el apoyo de Vox, que ya ha pedido entrar en el Gobierno regional y una vicepresidencia. Tanto el dirigente autonómico como desde Génova han dejado claro que su prioridad es «un gobierno del Partido Popular».

La pírrica victoria del PP eclipsa en parte el duro castigo que se lleva el bloque progresista. El PSOE de Luis Tudanca, que ganó los comicios en 2019, pierde siete procuradores y cinco puntos de apoyo, situándose en el 30% del voto. Podemos pasa de 2 a 1 diputado, con el 5,1% de los votos.

Los partidos regionales también consiguen entrar en las Cortes de Castilla y León. Soria Ya se erige con 3 diputados y el 1,43% de los votos. Unión del Pueblo Leonés mejoraría resultados, y ascendería hasta los 3 representantes y el 3,92% las papeletas. Por Ávila mantiene el diputado que tenía, con 1,02% de los votos.

El PP gana por la mínima

El PP recupera la primera posición en las elecciones, aunque con un resultado muy ajustado. La suma PP y Vox da un total de 44 procuradores, frente a los 37 que suman el resto de formaciones políticas.

El resultado ha sido más ajustado de lo que el PP preveía inicialmente. El partido de Pablo Casado confiaba en rozar la mayoría absoluta para lograr un gobierno en solitario, que emulara la fórmula de Isabel Díaz Ayuso en Madrid y que terminara de engullir a Ciudadanos.

La fotografía deja claro que será el PP quien deba tomar la iniciativa para formar gobierno, y todo apunta a que su socio preferente será Vox. Una alianza alternativa a la de azules y verdes, que a día de hoy se vislumbra lejana, sería la de buscar el apoyo en el PSOE para permitir a Mañueco gobernar en solitario.

El PSOE se erige como fuerza más votada en las provincias de León, Valladolid, Palencia y Burgos, mientras que el PP lo ha hecho en Zamora, Salamanca, Ávila y Segovia. La única provincia ninguno de los dos se impone Soria, donde la candidatura ¡Soria Ya! se ha erigido como primera fuerza.