Yolanda Díaz se suma a Sánchez y reclama un «cordón democrático» a Vox

La vicepresidenta segunda reclama un "cordón democrático" para que la "extrema derecha" no forme parte del Gobierno de Castilla y León

Yolanda Díaz. Foto: EFE

«Cordón sanitario a Vox». La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, se ha sumado al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y ha reclamado este miércoles impulsar un «cordón democrático» a Vox en Castilla y León para evitar que entre en el futuro Ejecutivo regional.

En el Gobierno de coalición tienen claro por dónde pasa la posible abstención del PSOE para facilitar la formación del Ejecutivo regional en Castilla y León, previsiblemente en solitario por el PP con la continuidad del actual presidente de la comunidad al frente, Alfonso Fernández Mañueco, al marcar como condición el veto a Vox y la ruptura del PP de sus acuerdos en otras regiones.

Díaz se ha mostrado proclive al «cordón democrático, que no sanitario» a la formación de Santiago Abascal en declaraciones a los medios en los pasillos del Gobierno al ser preguntada por el ofrecimiento realizado ayer al PP por Pedro Sánchez en el Senado de la abstención del PSOE para facilitar el Gobierno en solitario de los ‘populares’ en Castilla y León a cambio de que rompan sus pactos con Vox en toda España.

Carga contra la «extrema derecha» y ve «demasiada cacofonía» en el PP

A juicio de Yolanda Díaz, el presidente del PP, Pablo Casado, tienen que «aclararse», ya que en el PP hay «demasiada cacofonía», y ha insistido en la «apuesta clara» del Gobierno, que pasa por el «cordón democrático» a Vox, ya que la posibilidad de que la dependencia, la educación y la sanidad dependan de la «extrema derechaE» es una «muy mala noticia».

«Cordón democrático a Vox, soy clarísima, pero se tiene que aclarar Casado y el PP, que ya están gobernando con Vox y tienen que decir si están dispuestos a ser una derecha europea a la altura de las circunstancias de nuestro país o si están dispuestos a todo«, ha enfatizado.

En este sentido, ha lamentado la posibilidad de que Vox pueda decidir «sobre la vida de las mujeres, la educación de los hijos o sobre la sanidad pública», ya que «están representando un país en blanco y negro, son el pasado y sus ideas reflejan lo pero de nuestra historia».

Por ello, ha mostrado su deseo de «tener un país en el que el cordón democrático, que no sanitario, se impusiera» y prime «cualquier posición favorable a que no dependa la educación, la sanidad, la dependencia y los servicios públicos e la extrema derecha en España».

Admite los resultados «malos» de Podemos en Castilla y León: «Toca reflexionar»

La vicepresidenta segunda y miembro de Unidas Podemos ha admitido que los resultados de la formación ‘morada’ en las elecciones de Castilla y León del pasado domingo fueron «malos» y por ello «toca reflexionar sobre los mismos», después de haber perdido uno de sus dos escaños pese a ir con IU a los comicios regionales.

De cualquier forma, aunque ha pedido reflexión en el fuero interno de Unidas Podemos por los resultados, ha dejado claro que «no le toca» a esta formación decidir si abstenerse o no para facilitar el gobierno del PP en solitario en la comunidad, al ser algo que le corresponde a otras formaciones, como el PSOE.

Las palabras de Díaz se producen también después de que el pasado lunes Podemos se posicionara en contra de que el PSOE facilite con su abstención un gobierno en solitario del PP en la comunidad casatellanoleonesa, al considerar que el auge de Vox no debe ponérsele freno con fórmulas que impulsen una gran coalición entre los dos grandes partidos.