Casado pone más distancias con Vox: “No queremos ganar fuera del centro”

Pablo Casado reivindica el centro y presenta la alternativa a "un Gobierno que se ha dado a la fuga"

El líder del PP, Pablo Casado, ha reivindicado este martes su proyecto “de centro, moderado y reformista” poniendo así más distancias de por medio con Vox y subrayando que su plan consiste en que “el PP sea la única alternativa de Gobierno”. “Tenemos que ocupar el centro, darle nueva vida y nuevo valor no porque los votos se encuentren ahí, sino para que se encuentren ahí”, recalcó.

Casado aprovechó su intervención en el Comité Ejecutivo Nacional para marcar el rumbo a los presidentes territoriales tras considerar “necesario ensanchar el espacio de centro”. “Quiero que el PP lidere la vuelta al centro de la política española”, reivindicó Casado.  

Dos semanas después prorrumpir en un sonoro “no” a la moción de censura presentada por Vox, el PP reivindica el centro, “de donde nunca nos hemos ido”, apuntó su líder que continuó diciendo: “Ser centrista es decir sí al liberalismo reformista frente al populismo antiliberal. Ser centrista es defender el patriotismo constitucional frente al antipluralismo”. 

Casado denunció la “cobardía” del Ejecutivo señalando que “tenemos a un presidente del Gobierno a la fuga y ausente que cree que se puede saltar todos los semáforos en rojo de nuestras instituciones y sitúa a la respuesta de España al margen del resto de países de Europa”, comentó Casado.

El líder del PP pidió a los suyos que no dejen de pedir explicaciones al Gobierno “para que asuma su responsabilidad y afronte la segunda ola. Han dejado solas a las Comunidades Autónomas”, criticó el popular. 

Casado: extremistas vs centristas

En su discurso, el líder del PP ya no ve la realidad como un izquierda-derecha, sino como algo “entre extremistas y centristas”, metiendo en el mismo saco a los de Abascal y a Podemos. Por eso, pide unir al constitucionalismo.

Como ejemplo “ruptura y reformismo”, el dirigente popular mencionó los disturbios que se han producido en varias ciudades en el marco de las protestas por las restricciones de movilidad. “Los radicales de izquierda y de derecha, los cachorros del bloque de la ruptura, han aprovechado la situación para causar disturbios y violencia callejera que condenamos categóricamente”, aseguró Casado. 

Entre los planes de la formación se encuentra la tramitación de su proposición de Ley para elaborar un marco jurídico frente a pandemias, “que espero que sea apoyada por el PSOE tal y como se comprometieron”, expresó Casado.

Y avisó de los estragos de la estrategia actual: “Llevamos desde marzo planteando un plan de choque. Este estado de alarma será un mazazo a nuestra economía”.

En su intervención, Casado detalló la agenda del PP hasta la Navidad, “con propuestas en positivo”, recalcó, como la ley de Concordia. Además, se sentará con sectores de la sociedad civil, cuaderno en mano, para tomar nota de todas sus propuestas “para ensanchar la conexión del partido con la sociedad civil”, zanjó. 

Impulso a las fundaciones

Como prueba de la nueva apertura a la sociedad del PP, Casado se ha comprometido a darle un impulso a la Fundación Concordia y Libertad, y anunció la creación de la Fundación Propósito para las cuestiones relacionadas con el cambio climático, la economía social y la digitalización. “Vamos a fortalecer nuestra relación”, avanzóel líder del PP. 

Además, el partido creará la Asociación de Mayores Populares “para abordar los temas de interés para la tercera edad como pensiones, dependencia o la soledad”, y dinamizará la Asociación Mujeres en Igualdad que “va a renovar su estructura para impulsar las propuestas de conciliación e igualdad de oportunidades frente al discurso excluyente de la izquierda”, avanzó Casado. 

“Saldremos a la calle, nos encontraremos cara a cara con una España desatendida, en cuyo nombre muchos vocean, pero a la que nadie escucha, y a la que nosotros sí vamos a escuchar”, señaló el popular remarcando siempre “en el centro”.