‘Caso niñera’: el juez cita a declarar a otra exempleada de Podemos

La exresponsable de prensa de Podemos, Gara Santana, declarará el 21 julio como imputada por cuidar supuestamente a los hijos de la ministra de Igualdad pagada por Podemos

La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa | EFE/JCH/Archivo

La antigua responsable del departamento de prensa de Podemos, Gara Santana, ha sido citada el 21 julio como imputada por el juez que investiga si dos personas relacionadas con la ministra de Igualdad, Irene Montero, realizaron funciones ajenas a su cargo como cuidadoras de sus hijos y pagadas por el grupo parlamentario de Podemos.

El magistrado Juan José Escalonilla ha citado en el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid a la extrabajadora de la formación para que preste declaración ese día a partir de las 11.30 h, según una providencia a la que ha tenido acceso EFE. Cabe recordar que su declaración estaba prevista para el pasado 10 de mayo, pero el juez la suspendió porque la Fiscalía no se había pronunciado al respecto.

«Animadversión» hacia Montero

Hace unas semanas la fiscal remitió un escrito al juez en el que observaba «animadversión» en la declaración de una exempleada de Podemos hacia la ministra Irene Montero, después de que señalara ante el juez que Gara Santana llevó a cabo funciones ajenas a su cargo al cuidar a los hijos de la dirigente.

Pese a ello, apoyó que Santana declarase ante el juez como imputada porque consideraba que esto es algo que se deberá esgrimir una vez el magistrado pueda recabar su versión y se practiquen todas las diligencias.

La testigo a la que hizo referencia en ese escrito, una antigua empleada de logística del partido, testificó que ella también tuvo que desempeñar alguna vez funciones que no le correspondían y señaló a Gara Santana, que acabó imputada ante el juez, que también investiga el caso Neurona, sobre un contrato de Podemos con una consultora mexicana para las elecciones generales de 2019.

Este procedimiento nació de la denuncia de la exresponsable de Cumplimiento Normativo de Podemos, Mónica Carmona, que se negó ante el juzgado a desvelar la identidad de la persona que le transmitió que una asesora de la ministra desempañaba funciones como cuidadora de su hija menor y aseguró que no lo investigó porque fue cesada.

Caso ‘Niñera’

La ex responsable de Control Normativo de Podemos, Mónica Carmona, denunció en febrero del año pasado que Pablo Iglesias e Irene Montero se habían aprovechado de forma irregular de los servicios de niñera de una asesora del Ministerio de Igualdad, la exdiputada del partido María Teresa Arévalo.

La niñera de la hija menor de Iglesias y Montero, un puesto que, según fuentes del partido, era muy visible, fue colocada como responsable de la Secretaría de Políticas de Cuidados, lo que para algunos miembros del partido fue un “bochorno”.

Posteriormente, en abril, el magistrado imputó a Santana, tras sospechar que ella también tuvo que cuidar de los hijos de Irene Montero y Pablo Iglesias, a pesar de que no formaba parte de sus funciones como responsable de prensa. La decisión del juez llegó después de que la exescolta de Montero afirmara que Santana le transmitió su disconformidad por tener que hacer de niñera en distintas ocasiones.