Cataluña prorroga el toque de queda siete días más en 162 municipios

La Generalitat solicita al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) alargar esta restricción nocturna hasta el próximo 6 de agosto

Una patrulla de la Guardia Urbana recorre la calle Ferran de Barcelona para hacer cumplir el toque de queda. EFE/Enric Fontcuberta.

La situación epidemiológica en Cataluña no da señales de mejora, por lo que el Govern pretende prorrogar el toque de quedavigente desde el pasado 16 de julio– durante una semana más, hasta el 6 de agosto. Así lo ha adelantado este martes la portavoz del Ejecutivo regional, Patrícia Plaja, quien ha justificado que se trata d euna “medida dura pero efectiva” para frenar los contagios de coronavirus.

La Generalitat solicitará este miércoles al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) alargar esta restricción nocturna en 162 municipios, tres menos que los actuales. De esta forma, espera que el tribunal se pronuncie el jueves y, ese mismo día de madrugada pueda entrar ya en vigor.

En total, son 136 localidades las que superan la incidencia acumulada de 400 casos por cada 100.00 habitantes en los últimos siete días, requisito para imponer el confinamiento nocturno, mientras que en los 26 municipios restantes, aunque las cifras no son tan alarmantes, también se aplicará al estar rodeados de territorios con una evolución negativa de la pandemia.

El toque de queda vuelve a Cataluña. En la imagen, una persona permanece en las calles de Barcelona de noche./ EFE
El toque de queda vuelve a Cataluña. En la imagen, una persona permanece en las calles de Barcelona de noche./ EFE

Los nuevos municipios que estarán sujetos a esta norma, si el TSJC lo aprueba, serán Abrera, Capellades, Esparreguera, La Garriga, L’Ametlla del Vallès, Navarcles, Sant Esteve Sesrovires, Sant Joan de Vilatorrada, Santa Eulàlia de Ronçana, Sant Vicenç de Castellet, Ullastrell (Barcelona), Figueres (Girona), Amposta, L’Arboç, Roda de Berà (Tarragona), Alpicat y Solsona (Lleida).

En cambio, se librarán del toque de queda Igualada, Gelida, Matadepera, Navàs, Sitges, Sant Feliu de Codines, Súria (Barcelona), Caldes de Malavella, Castell-Platja d’Aro, Puigcerdà, Roses, Salt, Sils, Vilafant (Girona), Calafell, Constantí, Torredembarra (Tarragona), Alcarràs, Tàrrega y Tremp (Lleida).

Por otro lado, algunos ayuntamientos han solicitado voluntariamente la aplicación del toque de queda para tener un mayor control de la pandemia. Sin embargo, no es posible en aquellos territorios que no cumplen los requisitos.

En este sentido, Plaja ha recordado que esta medida es muy restrictiva. “Vulnera derechos fundamentales, por lo que sólo puede aplicarse bajo criterios muy claros y fijos, pero no arbitrariamente”, ha señalado.

El Govern también pide alargar las limitaciones en las reuniones sociales a un máximo de diez personas

El Govern también quiere alargar otra de las medidas clave en esta quinta ola: la limitación de reuniones a un máximo de diez personas. Y, por otro lado, se mantendrá el cierre de las actividades, como tarde, a las 00.30 horas, un horario que el Gobierno de Pere Aragonès pretende mantener vigente todo el verano para frenar el virus.

Los ingresos siguen al alza y se notifican 58 nuevas muertes

El objetivo del Govern es que estas restricciones ayuden a frenar la expansión del virus y así aliviar la presión hospitalaria, que cada día crece más. Según los últimos datos actualizados por la conselleria de Salud, ya son 2.237 personas las que están hospitalizadas en planta, dos más que este lunes y, 535 de ellas, en la UCI, 25 más que la víspera.

Personal sanitario del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) trabaja en la UCI para enfermos de COVID-19. EFE/Quique Garcia/Archivo
Personal sanitario del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) trabaja en la UCI para enfermos de COVID-19. EFE/Quique Garcia/Archivo

Y el pronóstico es que los ingresos continúen al alza. “La previsión es que en los últimos días las hospitalizaciones más graves no bajen. Tenemos que reducir al máximo la interacción social”, ha explicado Plaja. “Conviviremos con otro verano excepcional condicionado absolutamente por la pandemia”, ha agregado.

“La previsión es que en los últimos días las hospitalizaciones más graves no bajen. Tenemos que reducir al máximo la interacción social”

Preocupa también el dato de fallecimientos. Mientras que a principios de mes la media semanal de defunciones estaba en 18, entre el 17 y el 23 de julio se han registrado en total 103 muertes. Y en tan solo las últimas 24 horas otras 58.

El aspecto positivo es que el riesgo de rebrote (EPG) continúa bajando y ya se sitúa por debajo de mil puntos (976), mientras que la velocidad de propagación también desciende hasta el 0,88. Por otro lado, la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes a 7 días ha pasado de 528 a 508 casos.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.