Científicos demuestran la eficacia de las células T para proteger del coronavirus

Investigadores de Friburgo demuestran que las células T proporcionan una respuesta inmune al coronavirus en la mayor parte de los pacientes

La comunidad científica lleva meses investigando sobre las capacidades que tiene el cuerpo humano para generar una respuesta inmune contra el coronavirus tras haber superado con éxito la enfermedad. Un grupo de investigadores alemanes ha comprobado finalmente que los supervivientes desarrollan células T de memoria que les protegen de una reinfección. Un hallazgo que abre la puerta a una inmunidad a largo plazo contra la Covid-19.

Un equipo de científicos del Centro Médico de la Universidad de Friburgo ha evidenciado que tras una infección de coronavirus se forman estas células que permanecen en el cuerpo humano y son capaces de proporcionar una respuesta inmune rápida en caso de volver a entrar en contacto con el virus.

Se trata de unas células que almacenan información y cuyo principal propósito es identificar y exterminar a los patógenos invasores del cuerpo humano. Un fenómeno habitual en otras infecciones respiratorias como la gripe común, pero que todavía no se conocía con exactitud cómo influía en el caso de la Covid-19.

La investigación se ha publicado en la prestigiosa revista Nature con el objetivo de arrojar luz al debate científico sobre la respuesta inmune contra el coronavirus. Hasta ahora, se había comprobado que el cuerpo humano generaba anticuerpos contra el coronavirus tras superar la enfermedad, pero su protección solo se prolonga durante unos meses en el tiempo.

“Estas llamadas células T de memoria después de la infección SARS-CoV-2 se ven similares a las que se encuentran después de la gripe real. Por lo tanto, estamos seguros de que la mayoría de las personas que han sobrevivido a la infección por SARS-CoV-2 tienen cierta protección”, ha explicado el líder de la investigación, Maike Hofmann. 

La investigación abre la puerta a una inmunidad de rebaño

El investigador principal ha señalado la importancia que tendrá este nuevo conocimiento de cara a certificar la inmunidad de grupo. Un fenómeno que se produce cuando al menos el 70% de la población ha logrado protegerse de una enfermedad y que limita en gran medida las posibilidades de que se extienda de nuevo.

“Nuestros resultados sugieren que la inmunidad contra el SARS-CoV-2 se puede lograr después de una infección. Del mismo modo, las vacunas que se están probando actualmente en los ensayos podrían proporcionar una protección significativa”, ha agregado Hofmann.

Estados Unidos desarrolla un test que mide las células T

La hipótesis sobre la protección que generan las células T lleva meses encima de la mesa de la comunidad científica. Su importancia ha llevado a la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos a desarrollar incluso una nueva prueba de diagnóstico capaz de identificarlas en el cuerpo humano.

El objetivo es que con un simple test se pueda determinar cuánto tiempo durará la inmunidad del coronavirus en un paciente que ya ha superado la enfermedad. Los ensayos de la prueba piloto han sido capaces de detectar el 97% de los casos de coronavirus confirmados en una muestra de 2.200 personas en Italia.