Colau dispara un 50% los altos cargos del Ayuntamiento de Barcelona

La capital catalana contaba en 2015 con 270 "cargos electos y de designación", una cifra que sube hasta los 402, último año del que se tienen datos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (c) atiende a los medios tras asistir al inicio del montaje del segundo edificio de alojamientos APROP de la ciudad construido con contenedores marítimos reciclados. EFE/Quique García

La Barcelona de Ada Colau cierra el año 2020 con un total de 402 cargos catalogados como «electos y de designación», una cifra que es superior a la del año 2015, cuando la actual alcaldesa llegó al poder, puesto que se situaba en 270 personas en esta situación laboral concreta. O lo que es lo mismo, un incremento del 48% en cinco años.

Así se recoge en los datos del Departamento de Estadística y Difusión de Datos del Ayuntamiento de Barcelona, que refleja el histórico de esta tipología de personal desde el año 2021, a partir de lo facilitado por la Gerencia de Personas y Desarrollo Organizativo del consistorio.

En el año en que Ada Colau sustituyó a Xavier Trias al frente del consistorio, Barcelona contaba con 270 cargos electos y de designación. Una cifra que subió ligeramente en el año 2016 hasta los 308, y se mantuvo estable en los tres años posteriores – 305 en 2017; 308 en 2018; 305 en 2019– hasta que se disparó en 2020.

Comparativamente, los datos de altos cargos y de asesores municipales aumentaron casi el doble en cinco años. Aunque el año que más aumentó fue 2020, que coincidió con el inicio de la pandemia y graves afectaciones a nivel económico, social y sanitario. La tabla todavía no incluye los datos del año 2021.

Año201520162017201820192020
Cargos electos y de designación270  308  305  304  298  402
Fuente: Departament d’Estadística i Difusió de Dades. Ajuntament de Barcelona.

En cuanto al conjunto de personal del ayuntamiento de Barcelona, la cifra también ha aumentado. En el año en que llegó la alcaldesa el cómputo se situaba en 6.478 trabajadores, mientras que cerró 2020 con 6.999, una cifra sin embargo inferior a los años anteriores –6.609 en 2016; 7.045 en 2017; 7.014 en 2018; 7.037 en 2019–.

Los barceloneses suspenden a Colau

Aunque la alcaldesa supera en intención de voto a su principal adversario, el republicano Ernest Maragall, la mitad de los barceloneses cree que la administración llevada a cabo por el actual gobierno municipal es “mala o muy mala”. Por contra, un 37,4% de los ciudadanos la tilda de “buena o muy buena”.

Una percepción que se recogía en la segunda ola del barómetro del ayuntamiento de Barcelona, que dibujó una percepción de ciudad gris por parte de la ciudadanía. También en temas económicos, puesto que un 58,7% de la población contestó que la situación es mala, frente a un 25% que defendió que es buena.

Una problemática que se traslada también a la percepción de mejoría económica. Un 62% cree que la situación en Barcelona ha empeorado, frente a un 23,9 que defiende que la situación ha mejorado. Sobre la situación doméstica, ha habido mejoría, pero siguen siendo más los que creen que ha empeorado (48,6%) sobre los que han mejorado (31,7%).

Sergi Ill