La mitad de los barceloneses suspende la gestión de Ada Colau

Solo un 37,4% de los encuestados por la segunda ola del barómetro municipal de 2021 consideran "buena o muy buena" la actuación de la administración dirigida por Barcelona en Comú

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Barcelona. EFE/Quique García

Ada Colau gana elecciones pero suspende en gestión. Aunque la alcaldesa supera en intención de voto a su principal adversario, el republicano Ernest Maragall, la mitad de los barceloneses cree que la administración llevada a cabo por el actual gobierno municipal es «mala o muy mala». Por contra, un 37,4% de los barceloneses la tilda de «buena o muy buena».

Así se recoge en la segunda ola del barómetro del ayuntamiento de Barcelona, que dibuja una percepción de ciudad gris por parte de la ciudadanía. También en temas económicos, puesto que un 58,7% de la población cree que la situación es mala, frente a un 25% que piensa que es buena.

Una problemática que se traslada también a la percepción de mejoría económica. Un 62% cree que la situación en Barcelona ha empeorado, frente a un 23,9 que defiende que la situación ha mejorado. Sobre la situación doméstica, ha habido mejoría, pero siguen siendo más los que creen que ha empeorado (48,6%) sobre los que han mejorado (31,7%).

Las quejas ciudadanas reflejan las problemáticas recurrentes en Barcelona. La inseguridad se pone en cabeza con el 20,8%, un incremento del 7% respecto al barómetro del pasado mes de julio. Le sigue la limpieza, con un 11,8%; el acceso a la vivienda, con un 6,6%; la gestión política municipal, con un 5,6%; y las condiciones de trabajo/paro con un 5,5%.

Colau adelanta a Ernest Maragall

Pese a la mala radiografía municipal, Colau ganaría las elecciones según el mismo estudio. La alcaldesa vencería con un 14,8% en intención de voto, frente a Ernest Maragall, que caería al 10,2%. Los socialistas ocuparían el tercer puesto, al cosechar únicamente un 7,4% de intención de voto.

Junts per Catalunya sería la cuarta fuerza del consistorio, con un 3,6% de intención de voto. La candidatura encabezada por Elsa Artadi cae a la mitad con respecto a la última encuesta municipal, donde el partido de Carles Puigdemont llegaba al 7,1%. La candidatura sigue en caída desde que en 2019 perdieron la mitad de la representación que tenía CiU en 2015.

El intercambio de cromos entre los Comunes y ERC para aprobar los presupuestos de la Generalitat, a cambio de que los republicanos se abstengan en las cuentas municipales, ha pasado factura a un líder que, aunque ganó las elecciones, fue incapaz de retener la alcaldía de Barcelona por el pacto entre morados, socialistas y el partido de Manuel Valls.

Líderes en Barcelona: solo aprueba Ernest Maragall

En cuanto a los otros partidos que tienen representación en el Parlament pero no en el consistorio, ninguno conseguiría representación municipal. La CUP se quedaría con el 2,6% de los sufragios, mientras que Vox únicamente arañaría el 1,2% de la intención de voto en Barcelona.

Pese a que Barcelona en Comú ganaría las elecciones, su candidata es de las peor valoradas. Ada Colau suspende con un 4,2 en valoración, mientras que el único que aprueba es Ernest Maragall, con un 5,2. Pese a la diferencia de casi un punto, la alcaldesa de Barcelona es la más conocida, frente al 17,2% de ciudadanos que desconocen quién es Ernest Maragall.

Sergi Ill