Colau subvencionó a una entidad afín para fomentar la ‘guerra’ municipal del agua en Barcelona

'Enginyers sense fronteres', la entidad de la que procede el concejal Eloy Badia, recibió dinero público para impulsar una de las obsesiones del Ayuntamiento con la gestión de recursos hídricos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE/ Toni Albir

Ada Colau está investigada por regar con dinero a entidades afines ‘a dedo’. Una de ellas es Enginyers sense Fronteres, de la que procede el actual concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica Eloi Badia. Más allá de la causa judicial, la entidad ha recibido subvenciones para impulsar una de las grandes obsesiones de los Comunes: remunicipalizar el servicio de aguas.

Una obsesión contra la colaboración público-privada que Ada Colau intenta socavar desde que llegó al ayuntamiento en 2015, de momento sin éxito. Según consta en el portal de Transparencia del Ayuntamiento, entre los años 2019 y 2021 la entidad recibió una suma de 23.500€ en varios conceptos que apoyan su plan para convertir Aigües de Barcelona en una empresa municipal.

Entre el objeto de las subvenciones dadas, destacan los que impulsan la creación de un observatorio del agua en Barcelona y su Area Metropolitana, con el objetivo de imitar a la ciudad de Terrassa (Barcelona). El municipio vio nacer un ente, el Observatori de l’Aigua, que impulsó el cambio de modelo y que ahora supervisa la gestión 100% pública del agua.

23.000€ a la entidad en dos años

En concreto, se trata de una subvención a Enginyers sense Fronteres en 2019 cuyo objeto fue l’Observatori per la Democratització de l’Aigua a Barcelona i l’AMB, que recibió 7.500€. Otra más reciente, de 2021, nombrada como Ideant iniciatives públic-comunitàries per a un Observatori de l’Aigua recibió una suma de 7.000€.

El dinero restante procede de otras subvenciones relacionadas con esta cuestión. En una subvención dada en 2021 –Aliances per la Democratització de l’aigua–, la entidad afín a Barcelona en Comú se embolsó un total de 4.500€, mientras que por otra de nombre muy similar otorgada en 2020 se llevó la misma cantidad.

Más allá de las subvenciones por el agua, hay algunas que tienen algunos conceptos un tanto llamativos. Es el caso de la que marca el Desarrollo sostenible mediante compostaje y agroecología con perspectiva feminista en Mozambique que, según la web de la propia asociación, recibió por un importe de 80.000€.

Colau lleva intentando remunicipalizar el agua desde que llegó al poder en 2015, pese a las dudas sobre la legalidad del proceso y varios reveses judiciales que han conseguido, de momento, paralizar el proyecto. La alcaldesa intentó hacer una multiconsulta para que la ciudadanía decidiera qué modelo de gestión quería, pero una denuncia lo torpedeó.

La denuncia la interpuso la Asociación por la Transparencia y la Calidad Democrática (ATCD), la misma que ha denunciado a Colau y por cuya demanda está imputada la alcaldesa de Barcelona. La primera edil está acusada de repartir subvenciones directas, sin concurso ni concurrencia, a entidades afines a su partido y vinculadas con destacados dirigentes de su formación.

La querella a Ada Colau

Más allá de estas subvenciones, donde también se aprecia el riego de dinero para este fin es en la denuncia de la ATCD contra la alcaldesa por las subvenciones a dedo que le ha costado la imputación. La querella defiende que entre 2019 y 2020 el consistorio otorgó unos 80M€, pese a no concretar el global de partidas que sumarían esa cantidad a sus organizaciones afines.

Entre ellas se encuentran, además de la antes mencionada, El Observatori DESC, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, la Alianza contra la Pobreza Energética, Ecologistas en Acción o La Fede. Según los denunciantes, estas entidades han recibido ingentes cantidades de dinero.

La denuncia explica que existen varios proyectos de las entidades que supuestamente el consistorio financió en un 80% mediante subvenciones: «Uno de los comunes denominadores de las anteriores entidades era la pretendida defensa de derechos y las remunicipalizaciones de servicios, entre otras».

Sergi Ill