Una web vende un test de autodiagnóstico de coronavirus en España

La página web donde se compra se ha colapsado ante el éxito del nuevo producto, cuyos promotores afirman que puede dar un diagnóstico en 15 minutos

Una pequeña revolución que podría facilitar los diagnósticos precoces de coronavirus, puesto que el primer test de diagnóstico portátil para el Covid-19 ya se puede comprar en España. El kit de autodiagnóstico de Covid-19 ya está disponible y la empresa asegura que está certificado por médicos españoles, cuya obtención se puede llevar a cabo a través de su página web.

El test ha sido sometido a un estudio clínico para corroborar la efectividad del producto y que lidera el doctor Bentué de Ávila, especialista de medicina interna y adjunto del servicio de urgencias del Hospital de Mataró (Barcelona). Los resultados son muy prometedores, puesto que muestran una especificidad del 98,9% y una sensibilidad del 94,4%. 

El éxito de este producto ha sido tal que la web ha colapsado tras tres días a la venta, hasta el punto de que fue imposible comprar el producto durante casi dos horas. Según un comunicado, rápidamente fueron restablecidos los servidores y se aumentó la capacidad para poder atender la creciente demanda generada. 

El empresario Carlos Caballero, con casi una década de experiencia en las relaciones comerciales con China y ante la ausencia de soluciones para que los trabajadores de su grupo empresarial se reincorporen al puesto de trabajo con garantías, lidera esta iniciativa de comercialización online para poner los test a disposición de otros empresarios o de particulares que, como él, no tengan otras soluciones a su alcance.

“Los test deben llegar a todos cuanto antes para que recuperemos la normalidad”, ha manifestado Caballero. Las pruebas para conocer la enfermedad, además de en pacientes con sintomatología, son el gran aliado para las autoridades sanitarias de cara a poder descubrir la verdadera afectación de la pandemia en la sociedad española.

Funcionamiento

Covidest detecta la presencia de las inmunoglobulinas IgG e IgM; pero para un diagnóstico preciso es recomendable completar el análisis con un PCR porque éste puede detectar la presencia del virus antes incluso de que se hayan generado las mencionadas inmunoglobulinas. Eso sí, el prospecto del producto avisa: “Los resultados obtenidos con esta prueba solo deben interpretarse junto con otros procedimientos de diagnóstico y hallazgos clínicos”.  

En cuanto a su funcionamiento, así se debe entender a partir de los resultados: 

  • PCR positivo, IgM negativo e IgG positivo: fase final de la infección.
  • PCR negativo, IgM positivo e IgG negativo: estadio temprano con falso negativo, requiere PCR de confirmación.
  • PCR e IgM negativos pero IgG positivo: infección pasada y curada.
  • Los tres negativos: el paciente no tiene Covid-19.
  • PCR negativo, IgM e IgG positivos: enfermedad en evolución, requiere PCR de confirmación.
  • PCR positivo e inmunoglobulinas negativo: periodo ventana.
  • PCR positivo, IgM positivo y IgG negativo: estadio temprano de la infección.
  • Los tres positivos: fase activa de la infección.

Restricciones médicas

La compañía avisa que el estado de alarma obliga a que los test solamente se puedan realizar bajo prescripción médica, motivo por el que la empresa ha desarrollado un formulario para el que desee adquirirlo. En esta entrevista, se le pregunta al usuario si la persona pertenece a un grupo de riesgo o si hay sintomatología que haya podido padecer en los últimos días o semanas. Una vez completado, un médico revisa si es apto o no para la prescripción médica y si lo es, firma como una receta digital. 

Si no es apto, en la web le saldrá el siguiente mensaje: “En atención a la normativa establecida por la autoridad sanitaria, lamentamos decirle que no cumple con los criterios para la prescripción médica del test. Si cambia alguna de sus circunstancias, vuelva a realizar el cuestionario de evaluación. En ese caso, si podremos prescribirle el producto y podrá proceder a su compra”.