La demanda de mascarillas FFP2 se dispara un 642% durante la sexta ola

El uso obligatorio de la mascarilla en exteriores y el avance de la cepa ómicron condicionan los números del último informe de Cofares

Una persona pasea con una mascarilla FFP2 por las calles de Nápoles. EFE/EPA/CIRO FUSCO

El avance de la sexta oleada de coronavirus y el impacto de la cepa ómicron han llevado a la población a reforzar las medidas personales para evitar un contagio. Un estudio elaborado por Cofares ha calculado que la demanda de mascarillas FFP2 y FFP3 se ha incrementado un 642% entre los meses de noviembre y enero.

Este dato coincide con la decisión del Gobierno de volver a exigir el uso de la mascarilla de forma obligatoria en los espacios al aire libre, a excepción de la práctica del ejercicio físico o de los paseos por la montaña. Así como el avance de la nueva variante que ha demostrado ser más resistente a las vacunas que sus antecesoras.

«El alto ritmo de propagación de la variante ómicron -sexta ola- y la vuelta de la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores en diciembre son algunos de los factores que han podido favorecer este significativo repunte, unido a que la población está concienciada de la alta transmisión de ómicron», han apuntado los desde el área de Datos de la organización.

La evolución en la demanda ha sido progresiva conforme los datos de incidencia epidemiológica iban llevando a España a nuevas cifras récord de contagios. En noviembre el incremento fue del 206% con respecto al año anterior. Mientras que en diciembre ya se alcanzó el 931% y en enero el 959%.

Las mascarillas FFP2 tienen una eficacia de filtrado del 92%, mientras que las FPP3 alcanzan el 98%. Ambas protegen frente a partículas ambientales y aerosoles, entre ellos los causantes del contagio del coronavirus. Aunque es necesario observar las especificaciones de cada fabricante.

Navarra es la comunidad con mayor incremento en la demanda de mascarillas

Los datos del observatorio de Cofares también permiten trazar un mapa sobre el impacto que ha tenido la sexta ola en las medidas sanitarias individuales en cada comunidad autónoma. Navarra es la región donde más se ha incrementado la demanda, con un salto interanual del 1.104%.

Le siguen de cerca Cataluña (+1.003 %), Canarias (+840 %), La Rioja (+796 %), Aragón (+746 %) o la Comunidad de Madrid (+674 %).

El informe también ha señalado otra consecuencia de la pandemia. La demanda de paracetamol se ha incrementado un 60% en los mismos meses, en un momento marcado por el avance de la sexta ola y su confluencia con otros catarros y virus propios del invierno.

En este caso, la mayor demanda la ha alcanzado Ceuta con un incremento del 274%. Navarra (+114 %), La Rioja (+91 %), Andalucía (+84 %), Aragón (+81 %) y Murcia (+70 %) son otras de las autonomías que han presentado unos números más altos.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.