El empresariado en bloque urge al Govern a detener los disturbios

Patronales, organizaciones empresariales y algunas de las principales compañías del país se unen para pedir que el Ejecutivo saliente de las elecciones se centre en la recuperación económica

Una imagen del acto empresarial celebrado este jueves en Barcelona, encabezado por las patronales Foment del Treball i Pimec.

Otras veces acusado de no levantar la voz, el empresariado catalán salió este jueves a mostrar su unidad en el rechazo frente a los disturbios ocurridos en las calles de Barcelona desde la detención del rapero Pablo Hasel. En un acto convocado por las dos grandes patronales del territorio, centenarios de empresarios y directivos se reunieron para pedir el fin del vandalismo y que el Govern salido de las elecciones del 14-F se centre en la recuperación económica.

El mensaje lanzado fue el esperado. Tanto el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, como el de Pimec, el recién nombrado Antonio Cañete, pidieron ayudas directas a las empresas que más han sufrido la crisis del coronavirus. “Queremos acabar con la angustia que están sufriendo personas y negocios y trabajar para recuperar el prestigio de Cataluña, Barcelona y todas sus ciudades”.

Más novedoso fue el éxito de la convocatoria de ambas patronales que reunió a los principales dirigentes del país, incluso muchos de los que en otoño de 2017 no trasladaron la sede a fuera del territorio por la incertidumbre del procés. Incluso se sumó al acto, presidido bajo el lema ¡Ya basta!, la Cambra de Comerç de Barcelona, de marcado perfil independentista, que estuvo representada por la su futura presidenta, Mònica Roca.

En primera fila del evento también destacaban Wayne Griffiths, presidente de Seat; Marc Puig, presidente de la perfumería Puig; Juan José Brugera, presidente de la socimi Colonial; Jaume Guardiola, todavía consejero delegado de Banc Sabadell; Jordi Gual, presidente de Caixabank; José Creuheras, consejero delegado de Planeta; o Javier Godó, el Conde de Godó.

Les escudaron el presidente del Círculo de EconomíaJavier Faus; el presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Sánchez; Mar Alarcón, en representación del sector tecnológico; el presidente del 22@ Network BCN, Enric Urreta; la presidenta de Femcat, Elena Massot; el presidente de Turisme de Barcelona, Eduard Torras; y el presidente de la UFEC, Gerard Esteva.

Y de entre los que no estaban, otros cientos de compañías se adhirieron al manifiesto impulsado por las patronales. Agbar, Mercadona, Cirsa, Cellnex, Derby Hotels, el Grupo Zurich, Idilia Foods, Port Aventura, el RACC, Randstad, PwC, Saba y Savills Aguirre Newman son solo algunos de los nombres que firman el texto.

Varios de los asistentes al acto ¡Basta ya! Centrémonos en la recuperación.

“Pacto de país”

El empresariado en bloque pidió dejar atrás el enfrentamiento de la clase política y demandó “un pacto de país” entre partidos políticos y sociedad civil. “Den ejemplo de diálogo y pacto y no de la confrontación habitual de estos últimos tiempos”, pidió Sánchez Llibre.

Pero el estallido de los disturbios durante las últimas semanas en Barcelona fue solo la gota que colmó el vaso después de casi ya un año de pandemia, en el que muchos comercios no han podido todavía reabrir sus puertas; tanto por culpa de la situación económica como por las restricciones implementadas.