El experto en aerosoles José Luis Jiménez explica cómo esquivar el coronavirus

El especialista de la Universidad de Colorado celebra que España "dé un paso hacia adelante" en el reconocimiento de la transmisión de Covid-19 por el aire

El profesor español de química de la Universidad de Colorado Boulder, José Luis Jiménez, experto en aerosoles, ha celebrado que el Ministerio de Ciencia se hiciese eco este lunes del informe de varios científicos —que llevaba también su firma— sobre la transmisión del coronavirus por el aire. El documento fue elaborado para el mencionado departamento y compartido también en las redes sociales del Ministerio de Sanidad.

“Es una gran noticia que España dé un paso hacia delante para alinearse con países que ya reconocieron la transmisión por aerosoles como Alemania, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, y Bélgica”, ha dicho Jiménez en Twitter este lunes por la noche. Lo más importante del informe, a su juicio, es que “detalla las medidas a tomar para controlar la transmisión por aerosoles“, que espera que se pongan en marcha en España.

Estas medidas son muy básicas y no exigen dejar de lado otras ya en activo como la mascarilla, la distancia interpersonal y la higiene de manos.

A esto habría que añadir el realizar actividades al aire libre siempre que sea posible y respetando la distancia y la mascarilla, que debe ser de buena calidad y estar bien ajustada, de forma que no deje huecos. También abogan por el aislamiento de casos y la cuarentena de contactos.

Jiménez, la reconocida viróloga Margarita del Val y los demás investigadores que han puesto su firma al documento publicado por el Ministerio de Ciencia insisten en que la ventilación de los espacios de interiores debe instalarse en el concepto de la ‘nueva normalidad’, y que en su defecto se debe filtrar el aire o bien usar medidores de dióxido de carbono (CO2) para prevenir la mayor cantidad posible de riesgos.

¿Cómo se transmite el coronavirus por el aire?

En una entrevista con el medio peruano La Mula, que el experto recordó este lunes tras dispararse en las redes sociales el debate sobre los aerosoles, José Luis Jiménez da algunas de las claves para entender mejor la transmisión del coronavirus por el aire y, a su vez, para que la ciudadanía se proteja de forma más informada frente a la enfermedad de la Covid-19.

“Lo más importante es comunicarlo: ¿cómo se transmite la enfermedad?”, ha explicado el profesor de la Universidad de Colorado.

“No es que alguien te escupa y tal. Es que de todas las personas, tienes que pensar que al respirar, pero sobre todo al hablar o al cantar y gritar, está saliendo como un humo de cigarro, y se comporta igual: el humo es un aerosol y se queda ahí flotando o yendo hacia la habitación“.

Así las cosas, el primer paso para sortear un contagio es “respirar el menor humo posible“. Y explicarle esto tantas veces como sea necesario a la población.

Jiménez recuerda, al igual que informe encargado por el Ministerio de Ciencia, que el virólogo de referencia de Angela Merkel, Christian Drosten, ha insistido en la importancia de que la ciudadanía entienda este método de transmisión tan bien como los demás.

Drosten es, según Jiménez, “la razón principal por la que a Alemania le va mejor que a otros países” en la pandemia del coronavirus, “porque han escuchado mejor”.

“Hay que explicárselo a la población, lo de los aerosoles, porque decir medidas como que hay que ventilar sin decir por qué, como hace la OMS, la gente no lo hace porque no lo entiende”.

“Pero si explicas lo del humo todo el mundo lo entiende. Todos tenemos la familiaridad con el humo y sabemos cómo protegernos”, ha añadido Jiménez, que en ese sentido aconseja para evitar la transmisión aérea “hacer todo lo que se pueda en exteriores”.

En el exterior, con distancia y con mascarilla, es prácticamente imposible contagiarse. Pero cuidado, en el exterior, sin distancia y sin mascarilla, hablando, hay muchos casos de contagio”.

¿Y si tenemos que ir a interiores? Que sea con “la menor gente posible, el menor tiempo posible y con la mascarilla bien ajustada”. ¿La mascarilla bien ajustada? “La mascarilla para las gotas [otra forma de transmisión del virus] es un parapeto que intercepta sus proyectiles, pero para el humo tiene que estar bien ajustada. Un agujero en la nariz o en los lados, que es el 2% del área de la mascarilla… pues por ahí pasa la mitad del aire”.

Jiménez cree que “muchas veces las mascarillas se llevan de decoración; la llevas puesta para que no te pare la policía o porque hay que llevarla o por lo que sea, pero en realidad no la llevas puesta; estás parando el 10% de los aerosoles”. “Esto es una diferencia muy importante que también sería muy fácil si se lo explicamos a la gente y todo el mundo está 10 minutos ajustándose la mascarilla”, ha insistido.

La calidad del aire: “una asignatura pendiente”

José Luis Jiménez es uno de los cientos de científicos en todo el mundo que han presionado a la OMS y a las autoridades sanitarias para que den a la transmisión por aerosoles la importancia que consideran que merece en la pandemia del coronavirus. Hace unos meses nadie les daba la razón pero ahora la OMS y otros organismos dan esta transmisión por buena, aunque sin afirmar que es la principal vía de contagio.

Ahora que el debate se ha intensificado, el experto en aerosoles ha transmitido que esta es una oportunidad para que la calidad del aire deje de ser una “asignatura pendiente”.

“Hay muchas enfermedades que se transmiten por el aire, pero como se asumía que no, no se ha puesto esfuerzo en ventilar, por eso las aulas y muchas oficinas están tan mal ventiladas, porque no era importante”, ha dicho en una entrevista con Heraldo.

“Las mamparas en las oficinas tienen poca utilidad”

“A partir de ahora todos los espacios públicos deberían ponerse las pilas sobre la calidad del aire. Y lo que estamos recomendando es que en todos los espacios públicos haya un medidor de dióxido de carbono para darnos cuenta de dónde está la mala ventilación”, ha apostillado. Asimismo, ha explicado que las mamparas en las oficinas tienen poca utilidad y que siempre debe usarse la mascarilla en interiores.

Sin embargo, para Jiménez es importante destacar o aclarar que “el contagio por el aire no es un contagio de Hollywood“, como “lo que pensaban en 1900, que la gripe podía salir de Estados Unidos, cruzar el Atlántico e infectar a alguien en Inglaterra”.

“Estas cosas no pasan, el virus es mucho más mundano, para que infecte se lo tenemos que poner mucho más fácil: o hablar cerca de alguien sin mascarilla o compartir el aire en una habitación bastante tiempo”, ha concluido.