El gobierno de Ayuso minimiza la alta incidencia: “No es una situación de alarma”

El consejero en funciones de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, lanza un mensaje de calma después de que la región haya regresado al nivel de riesgo extremo para la salud pública

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, presenta las medidas preventivas en materia de Salud Pública frente al COVID-19. EFE

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, presenta las medidas preventivas en materia de Salud Pública frente al COVID-19. EFE

La pandemia de coronavirus devolvió este lunes a la Comunidad de Madrid a un nivel de riesgo extremo para la salud pública. Con una incidencia acumulada de 262 casos por cada 100.000 habitantes, la región ha sobrepasado de nuevo el umbral que marca la entrada en la peor fase de la enfermedad, después de haber dejado atrás la tercera oleada de contagios. Con este escenario sobre la mesa, el Gobierno en funciones de Isabel Díaz Ayuso ha seguido mandando un mensaje de tranquilidad.

El consejero en funciones de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha restado importancia al cambio de la tendencia epidemiológica, a pesar de que Madrid es la segunda comunidad con peores registros de la Covid-19 de toda España, solo por detrás de Navarra. “No es una situación que invite a alarma“, ha aclarado.

El máximo responsable de la pandemia ha admitido que la región ha abandonado la meseta epidemiológica en la que se había asentado durante las últimas tres semanas y que ha comenzado a experimentar un “ligero incremento” de los contagios. Por eso, ha apostado por “seguir monitorizando la situación para ver qué medidas se toman”. Por el momento, no ha anunciado nuevas restricciones sanitarias a las puertas de la Semana Santa.

Madrid contabiliza 1.818 contagios y 20 fallecidos en las últimas 24 horas

La Comunidad de Madrid ha notificado este martes 1.818 nuevos casos positivos en las últimas 24 horas. Son 253 más que los casos reportados el mismo día de la semana anterior. También han crecido el número de víctimas mortales. El último parte ha sumado 20 nuevos fallecidos a las listas oficiales, uno más que hace siete días.

La nota positiva de la jornada la ha dejado la situación de los hospitales que ha logrado estabilizarse en las últimas 24 horas. El número de pacientes ingresados en planta ha caído hasta los 1.669 (22 menos que el domingo), mientras que el de los enfermos de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se ha reducido hasta los 423 (8 menos).

Personal médico de una UCI en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid. EFE/JuanJo Martín
Personal médico de una UCI en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid. EFE/JuanJo Martín

Estos datos han permitido a Escudero hablar de una “cierta estabilidad” en las áreas de críticos de los hospitales. A pesar de esta bajada, la región se colocó ayer como la comunidad con mayor porcentaje de camas ocupadas en las UCI con un 35,5%, según los datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Saca casi tres puntos a Cataluña que está en segundo lugar con 32,3%.

La pandemia se cuela en la precampaña madrileña

Escudero se enfrenta a un repunte de los casos de coronavirus a poco más de un mes de las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid, en los que los candidatos de la oposición ya le han colocado en el foco de las críticas.. Su trabajo al frente de la consejería le ha valido para ascender en menos de dos años hasta el segundo puesto de las listas electorales. Será la mano derecha de Ayuso.

El consejero, ya en clave de campaña, ha criticado que la comunidad no dispone de medidas de control para controlar los accesos en lugares como el Aeropuerto de Barajas, competencia del Gobierno Central. Según sus datos, apenas se han realizado 17.000 pruebas de detección de la Covid-19 en las instalaciones. “No tenemos control sanitario en esta frontera”, ha justificado.

Mientras tanto, el candidato socialista, Ángel Gabilondo, ha aprovechado el contexto de la pandemia para cargar contra la gestión sanitaria de Ayuso. Acusa directamente a la presidenta madrileña de haber permitido el turismo de borrachera durante la Semana Santa. “La libertad no es este desmadre y el virus está fuera de control. Mientras los sanitarios trabajan sin descanso Ayuso ha hecho un efecto llamada”, ha alegado.

Gabilondo ha marcado diferencias con la estrategia popular de control de la pandemia. Apuesta, por ejemplo, por adelantar el toque de queda en los territorios que superen el umbral de los 300 casos por cada 100.000 habitantes. Un escenario probable, si se mantiene esta tendencia epidemiológica.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.