El Gobierno enmienda al PSOE tras los guiños de Otegi: “Debe pedir perdón”

El Partido Popular ha acusado al PSOE de "blanquear" a Bildu para justificar su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE)

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, contesta a la prensa tras la reunión del Consejo de Ministros. EFE/J.J. Guillén

El Partido Socialista ha recibido con los brazos abiertos el discurso de Arnaldo Otegi en el que reconoció el dolor de las víctimas de ETA. Sin embargo, el propio Gobierno ha advertido que sus palabras no son suficientes y ha exigido al coordinador de EH Bildu que condene definitivamente la violencia y pida perdón por el pasado de la banda terrorista.

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, se ha encargado de corregir en rueda de prensa a su propia formación, un día después del discurso que se produjo en el décimo aniversario del fin de la banda armada. “Es un paso insuficiente. Deberían pedir perdón”, ha expuesto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Las declaraciones de Rodríguez han modulado la postura del Ejecutivo que ya había enviado varios mensajes a la izquierda abertzale para pedirle un paso más tras el discurso de Otegi. Quieren que sus palabras se traduzcan en otros hechos como la suspensión de los ‘ongi etorri’ de los terroristas a la salida de las cárceles.

“No se entendería que continúen realizando recibimientos y homenajes públicos a quienes causaron tanto dolor cuando salen de la cárcel”, ha admitido el delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, en una entrevista en la televisión vasca Euskadi Irratia.

El Gobierno de Pedro Sánchez se ha alineado así con otras formaciones políticas como el Partido Popular que también habían fijado el fin de los homenajes de los etarras como una condición clave tras el conflicto. “Mostrar empatía hacia las víctimas supone terminar con esas prácticas que solo consiguen reabrir dolorosas heridas”, ha subrayado ahora Itxaso.

Esta modulación en el discurso oficial se ha sucedido en una jornada en la que las palabras de Otegi han eclipsado el debate político. Las formaciones de izquierda han aplaudido el gesto, el PNV ha exigido una mayor autocrítica y desde el Partido Popular han advertido sobre el trasfondo que esconde este movimiento en plenas negociaciones de los Presupuestos.

Urkullu exige mayor autocrítica a Otegi sobre ETA

La decisión de Otegi de reconocer el sufrimiento de las víctimas de ETA también ha provocado una reacción inmediata en el Gobierno del País Vasco. El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha elogiado el gesto pero reconocido que echa de menos una “autocrítica” sobre el papel del coordinador del EH Bildu en el pasado.

“No quiero con esto echar agua fría, sino simplemente hacer un ejercicio de realismo en lo que han venido siendo los pronunciamientos”, ha afirmado en una entrevista en Catalunya Ràdio.

El lehendakari ha calificado el discurso de Otegi como un gesto que hay que valorar “positivamente”, pero ha pedido a la izquierda abertzale que ahora eche la vista atrás para reflexionar sobre el impacto de ETA. “Es necesario un ejercicio de empatía, pero también decir que la violencia como herramienta fue absolutamente injusta y que, por otra parte, una organización terrorista no debió condicionar la vida política del País Vasco”, ha reafirmado el presidente vasco.

El Partido Popular acusa al PSOE de blanquear a Bildu

Las críticas han sido más contundentes desde el Partido Popular que teme que el Gobierno aproveche este cambio en el discurso de Otegi para justificar el apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). La formación vasca se ha convertido junto con ERC o el PNV en actores fundamental para dar estabilidad al Ejecutivo esta legislatura.

“Intentan blanquear lo inblanqueable”

El presidente del PP del País Vasco, Carlos Iturgaiz

El presidente de los populares en el País Vasco se ha alineado con las reivindicaciones expuestas por la Asociación de Víctimas para el Terrorismo y ha adolecido también de la falta de palabras de perdón y condena de la violencia en el discurso del coordinador de EH Bildu. “No lo va a hacer nunca porque ha sido él”, ha afirmado.