El IRPH pone en guardia a bancos y tribunales

Desde la entrada en funcionamiento de los tribunales especiales, en junio de 2017, se han recibido 431.920 demandas

La decisión del la Justicia europea, tras varios retrasos, sobre el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) se conocerá el 3 de marzo. Aunque el posicionamiento no vinculante del abogado general no puso en duda la transparencia del IRPH, cuya publicación era oficial, sí que creía que la Justicia española tenía capacidad para evaluar si la venta de la hipoteca se había producido de manera transparente, o no.

Esa posibilidad, de confirmarse, no sería solo otra vía de litigiosidad contra los bancos -que por ahora no han realizado provisiones específicas por IRPH-, sino que es un importante reto para la Justicia española. El incremente de la litigiosidad llevó a la Justicia española a crear tribunales especiales para dar salida a la elevada cantidad de recursos interpuestos contra el sector financiero, que están ya al borde del colapso. Y cuya situación empeoraría todavía más si tienen que dirimir sobre la transparencia de la venta de estas hipotecas.

Según datos del Consejo General del Poder Judicial, desde la entrada en funcionamiento de estos organismos, en junio de 2017, los tribunales han recibido un total de 431.920 demandas. Hasta ahora, apenas menos de la mitad, 178.174, han sido resueltas.

La elevada cantidad de recursos ha provocado que muchos de los procesos abiertos se dilaten hasta cuatro años desde la presentación de la demanda. Pero no es el único problema.

La plataforma Reclama Por Mí, especializada en reclamaciones de este tipo, señala además que, hasta la fecha, la mayoría de las Audiencias Provinciales ha emitido fallos con sentencias dispares hasta conocer la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)

Qué esperar del IRPH

En este sentido, Reclama Por Mí presenta dos posibles escenarios. Si el TJUE falla a favor de los bancos, se consideraría que el IRPH es “suficientemente transparente” ya que su comercialización no puede carecer de transparencia solo por ser un índice oficial. 

Esto llevaría a que los bancos pudieran continuar aplicándolo. Los clientes afectados, por tanto, no podrían recuperar las cantidades abonadas bajo el IRPH, una posición que ya defendió el Tribunal Supremo. 

Reclama Por Mï apunta que si el TJUE fallara a favor de los bancos supondría “una gran decepción para los afectados”

También apuntan que supondría “una gran decepción para los afectados” por la imposibilidad de recuperar ese dinero, aunque apuntan otras opciones, como la novación o la subrogación de las condiciones para su mejora. 

El segundo escenario planteado es en el que el TJUE falla a favor de los consumidores y anule el IRPH; lo que provocaría un muy relevante impacto sobre la banca española, porque podría anular los contratos.

Esta posibilidad, sin embargo, que sería muy dañina para el sector, parece que ha quedado en principio descartada, si el Tribunal mantiene la misma doctrina que el abogado general.

Sustitución por otro índice

Reclama Por Mí también apunta tres formas de proceder si finalmente el TJUE se posiciona a favor de los consumidores y que podría derivar en la sustitución del índice. No obstante, parece complicado que esto lo fije la autoridad europea, sino que el proceso se prolongaría hasta que el Tribunal Supremo dictaminara cómo hacer el cambio si fuera obligatorio.

Muchos afectados están solicitando sustituirlo por el euríbor, que es un indicador variable, y cuyos intereses ahora mismo son muchos más.

Este sistema, si fuera de aplicación obligatoria y se estableciera a partir de cuándo, podría dar una segunda vía al sistema de reclamaciones por cláusulas suelo que se impuso en el pasado, según apuntaba la asociación Asufin este verano.