El PP entrega a Vox las consejerías de Educación y Cultura de Murcia

Queda despejar la incógnita de si los miembros de Vox pasarán a formar parte del PP y de si implementarán el pin parental

El presidente de Murcia Fernando López Miras, durante una reunión en el Palacio de San Esteban, sede del gobierno regional. EFE/Marcial Guillén

El gobierno de la Región de Murcia está pagando sus deudas con los díscolos de Vox y Ciudadanos que boicotearon la moción de censura que los de Inés Arrimadas intentaron llevar a cabo el pasado mes de marzo y, aunque sólo el tiempo dirá qué tan caro le ha salido al actual presidente de la región, Fernando López Miras (PP), mantenerse en el poder, de momento ya ha regalado la Consejería de Educación.

Según ha avanzado elDiario.es, los tres diputados de Vox, que fueron expulsados del partido, se incorporarían así al ejecutivo regional ante la disputa de si podrán aplicar su programa electoral o no. Por un lado, gente del entorno de la consejera María Isabel Campuzano (Vox) asegura que “al final pudimos centrarnos en lo que nos une”.

Por otro lado, otras personas cercanas al entorno de Campuzano alertan: “dicen que hemos aceptado los postulados del PP, pero lo cierto es que todo esto lo hacemos para asegurarnos que nuestro programa se cumple”, en referencia al pin parental.

Alimentando las filas populares

Más allá de la Consejería regalada, queda por ver si los díscolos de Vox, con el tiempo, engrosarán las filas populares, algo que sería plausible en vista que fueron expulsados de su anterior formación y ya han construido una alianza con el PP. Además, los populares ya han anunciado su intención de abrir las puertas a todos los decepcionados con Vox y Ciudadanos y constituir así la “casa grande” de la derecha en España.

Caso parecido ocurre en Ciudadanos, cuyos tres diputados de la región que traicionaron a la dirección del partido ya forman parte también del gobierno popular y queda por ver si pasarán, como otros compañeros en la formación naranja, a engordar las filas de un Partido Popular que ha visto engordadas su filas desde el intento de moción de censura orquestado por Cs y PSOE.

Los ex miembros de Vox en la asamblea murciana fueron expulsados debido a que decidieron, sin autorización de la dirección nacional, despedir a trabajadores y prohibir el acceso a dirigentes nacionales a las cuentas del grupo. Pese a su expulsión del partido, actualmente continúan representando a la formación en Murcia.