El TSJC aprueba el uso del certificado covid para conciertos y festivales

La Justicia catalana avala la propuesta de la Generalitat para extender esta documentación a más eventos relacionados con el ocio nocturno por el plazo de, como mínimo, una semana

Imagen de archivo de la discoteca Pachá Barcelona / Pachá BCN

Cataluña sigue en plena desescalada. Tras un inicio de las relajaciones que tuvo lugar el pasado mes de septiembre, será a partir de esta madrugada cuando muchas de las limitaciones que llevan activas más de un año caigan al fin, como es el caso de los aforos. No obstante, la reapertura del ocio nocturno y otros eventos al público irá acompañada de una condición, y es que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha aprobado este jueves el uso del certificado covid para festivales y conciertos.

Se trata de una propuesta elaborada por la Generalitat por la que buscaba extender esta medida, que hasta el próximo viernes se aplicaba a bares y discotecas y que, tras recibir el aval del TSJC, podrá aplicarse en el acceso a conciertos y festivales en el Principado.

La aplicación de este documento como filtro que permita la entrada de las personas a eventos y locales de ocio servirá como, en primer lugar, forma de presión para incentivar la vacunación en la población catalana, ya que desde el pasado mes de septiembre ha sufrido una gran ralentización.

Junto con la llegada del certificado covid, se implementará la eliminación de todas las limitaciones de aforo, siendo el propio ocio nocturno (70%) y los eventos deportivos interiores (80%) las únicas excepciones. No obstante, a pesar del mantenimiento de estas limitaciones, nada ha impedido que este pasado fin de semana se pudiera ver imágenes de multitud de salas de baile catalanas abiertas en las que no se respetaban ni la normativa de aforo ni el uso de la mascarilla.

Desde la Generalitat han justificado la relajación de las medidas porque han llegado al objetivo que el propio conseller de Salut, Josep Maria Argimon y la secretaria de Salut Pública, Carmen Cabezas, plantearon en medio de la quinta ola: descender del centenar de personas ingresadas en las ucis catalanas.

La comunidad autónoma, pese a ser uno de los territorios en los que más gente queda todavía por vacunar, ha superado el 85% de la población diana, es decir, mayores de 12 años, que ha entrado en el ciclo habiendo recibido por lo menos una dosis. Estas cifras positivas habrían sido también detonantes en la relajación de las restricciones planteadas desde el govern.

No obstante, este documento, que acredita a su propietario que ha recibido el ciclo completo de vacunación, se ha llevado a cabo un test de antígenos o una PCR con resultado negativo necesitará nuevos avales del TSJC para seguir vigente. De hecho, en una semana la Generalitat deberá decidir si retira la medida o pide a la institución judicial una prórroga para mantenerla.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.