ERC promueve la armonización fiscal contra Madrid en la tramitación de la ley antifraude

La formación independentista forzará un debate sobre la igualación del Impuesto de Patrimonio entre todas las comunidades autónomas

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha resucitado su batalla fiscal contra la Comunidad de Madrid. La formación independentista introducirá una enmienda en la tramitación parlamentaria de la ‘ley antifraude’ para tratar de aprobar un mecanismo que impida que algunas regiones se beneficien de una tributación menor en el Impuesto sobre el Patrimonio.

El grupo liderado por Gabriel Rufián propondrá al resto de los partidos del Congreso de los Diputados la creación de una figura fiscal que se gestione a través de la administración del Estado, de manera que no puedan aplicarse las normas autonómicas, según ha publicado Europa Press que ha accedido al contenido de la enmienda.

La propuesta pretende acabar con el denominado dumpling fiscal que facilita que algunas comunidades autónomas graven de forma más laxa los impuestos que son de su competencia. Es un dardo directo a la gestión de la Comunidad de Madrid que actualmente bonifica al 99% el Impuesto de Donaciones y Sucesiones para sus ciudadanos.

El PSOE ya se ha abierto a reformar el sistema tributario

Esquerra ya abrió el debate sobre la igualdad fiscal durante su negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE). El Partido Socialista accedió a llevar a cabo un plan de armonización, aunque todavía no se ha traducido en un cambio real.

Sánchez aceptó la creación de una comisión bilateral para estudiar la reforma fiscal integral y la puesta en marcha de un grupo de trabajo específico para le reforma del Impuesto sobre el Patrimonio. Hasta la fecha, solo se ha alcanzado el compromiso de establecer algunos tipos mínimos y máximos en algunos impuestos cedidos a las administraciones autonómicas.

Ahora, la formación independentista ha vuelto a avivar el debate con una enmienda que volverá a obligar a las principales formaciones del Congreso de los Diputados a posicionarse cuando se debata la Ley de Medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal. Partido Socialista y Unidas Podemos deberán dejar ver sus cartas de nuevo.

Esquerra quiere acabar con una “competencia fiscal a la baja” entre las comunidades autónomas que represente una merma en la capacidad de recaudación de los territorios.

ERC cuenta con el apoyo de varios barones socialistas

El plan de armonización fiscal ha levantado muchas ampollas entre la clase política. Esquerra no se quedó sola para su causa, sino que obtuvo el beneplácito de algunos de los barones socialistas mejor colocados. El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ya se alineó al lado de los independentistas para presionar con una reforma de los impuestos autonómicos.

El líder socialista se ha convertido en la cabeza de lanza de esta reivindicación con una batería de acusaciones directas contra la gestión fiscal que realiza el Gobierno del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. “Madrid no puede ser una aspiradora de talento, de recursos y de patrimonio”, expresó en pleno auge del debate.

El PP amenaza con rebajar aún más sus impuestos

El Partido Popular se ha erguido como el principal opositor de los planes de armonización fiscal que los nacionalistas catalanes tratan de introducir en toda España de la mano del Partido Socialista. Una propuesta que han amenazado incluso con contrarrestar con una bajada de impuestos en todas las comunidades autónomas en las que gobiernan.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha sido la más combativa. Desde noviembre, lleva defendiendo la eficacia de su sistema tributario para estimular a la economía y ha advertido que está preparando la mayor rebaja de impuestos de la historia de la región para tratar de premiar a los ciudadanos tras la crisis económica que ha dejado a su paso la pandemia de coronavirus.

Madrid es un paraíso, pero de libertad y respeto a los ciudadanos”, contestó Ayuso a los primeros intentos de crear un nuevo sistema de armonización fiscal.