ERC rompe con JxCat en la mesa de la pandemia

ERC abandona la mesa que coordina las medidas contra la pandemia, harta de "las filtraciones" de JxCat

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC) en una reciente imagen en el Parlament de Cataluña

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC) en una reciente imagen en el Parlament de Cataluña

Las relaciones de ERC y Junts per Catalunya (JxCat) eran malas y ahora son peores. Y las consecuencias son cada vez más preocupantes, puesto que ERC, harta de “las filtraciones” de JxCat a los medios acerca del “caos” en la Generalitat con las medidas contra la pandemia, ha decidido abandonar la mesa contra la covid.

“Puigdemont todo su entorno han llegado a la conclusión de que si se genera caos y la sensación de desorden quien paga un mayor precio es ERC y Pere Aragonès. Por eso están filtrando todo tipo de cosas a los medios, para generar una espiral de desconcierto, desconfianza y mala imagen del Govern. Esto es muy irresponsable, es una especie de estrategia trumpista a la catalana”, han explicado a Economía Digital fuentes republicanas.

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, tenía previsto presidir como cada miércoles la reunión telemática del comité de crisis por la pandemia, junto a la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó (JxCat); el conseller de Interior, Miquel Sàmper (JxCat) ; la titular de Salud, Alba Vergés (ERC); el conseller de Educación, Josep Bargalló (ERC); y el responsable de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet (JxCat). Pero finalmente ha optado por aplazarlo sine die.

ERC considera que no se dan las mínimas condiciones de confianza con sus socios del gobierno en funciones, a quienes atribuye esta estrategias de filtraciones como mecanismo de desgaste en la larga precampaña de cara a las elecciones del 14 de febrero.

JxCat filtra el plan de desescalada

 

El subdirector de Programas de Protección Civil, Sergio Delgado, calificó este martes de “falta de respeto total” la filtración de un borrador del plan de desescalada de la Generalitat a partir del próximo lunes, que permitiría reabrir parcialmente la restauración, la cultura y las instalaciones deportivas.

Aragonès llevó el asunto a la sesión de control al Govern en el Parlament de Cataluña y consideró “absolutamente lamentables” las filtraciones.

“Que se filtren borradores, que son solo borradores que se están trabajando internamente en el Govern, esto no se puede volver a producir”, exigió Aragonès, en respuesta a una pregunta parlamentaria de la líder de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach.

Después de que el conseller de Empresa y Conocimiento, Ramon Tremosa, de JxCat, consensuara con los restauradores su propuesta para reabrir los locales, que difiere de la que barajaba la conselleria de Salud, en manos de ERC, Aragonès realizó un ruego.

“No nos centremos en nuestra visión particular de defensa de un legítimo interés individual o de un legítimo interés de un sector económico”, ha recalcado el vicepresidente del Govern en funciones de president, para quien “debe primar la decisión colectiva”.