ERC sacó del cajón de Hacienda el proyecto para subir impuestos en Madrid

El proyecto sobre una gran armonización fiscal en España lleva meses en el cajón de la ministra de Hacienda, según ha podido saber Economía Digital

La armonización fiscal no es un invento de Gabriel Rufián (ERC), ni siquiera del Gobierno de Pedro Sánchez. De hecho, el anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, diseñó parte de la estrategia que quiere emplear ahora el Ejecutivo para obligar a subir impuestos al gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Sin embargo, la petición del portavoz de ERC a cambio de su ‘sí’ a los Presupuestos ha venido bien a María Jesús Montero, porque la estrategia del Gobierno pasa por apretar las tuercas a la presidenta de la Comunidad mediante la subida de Patrimonio y Sucesiones en Madrid. 

El PSOE-M lleva años con la vista puesta en el modelo de gestión del PP y ahora de Isabel Díaz Ayuso. De hecho su palabra más utilizada es “desleal” para abrir así un nuevo frente con los madrileños de víctimas colaterales.

Entre los compromisos con ERC se encuentra la creación de un grupo de trabajo específico, entre el Gobierno y los republicanos, para la reforma del impuesto de Patrimonio a las grandes fortunas. Rufián acusa a la región madrileña de hacer “dumping fiscal” con una política de bajos impuestos, obviando al País Vasco. 

Los papeles sobre una gran armonización fiscal llevan meses en el cajón del despacho de la ministra de Hacienda, según ha podido saber Economía Digital

El PP acusa al Gobierno 

Los populares señalan directamente al Gobierno y apuntan a la “utilización” de Rufián para acelerar un plan que “ya llevaban en mente desde hace meses”.

Desde el PP explican que el Ejecutivo propone una armonización del impuesto de Patrimonio para toda España, un tributo que desde 2008 la Comunidad madrileña (además de en País Vasco) la bonificaba al 100 %. Así consideran que la unificación de este impuesto solo tiene “afán confiscatorio” porque “este tramo ya se paga en la renta”. 

Los republicanos también solicitan la armonización del impuesto de Sucesiones, donde la Comunidad de Madrid es una de las que menos paga.

El PP critica que los independentistas quieran quitarles las competencias de legislación y dudan si sería inconstitucional, ya que “todas las comunidades de régimen común deben legislar sobre los tributos cedidos por el Estado”, defienden. 

El Consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ya ha advertido que “el impuesto a las herencias es el objetivo real de los socialistas”, tras insistir en que el Ejecutivo de Sánchez está usando a los independentistas con el propósito de poder hacer caja con el legado de los fallecidos en la región.

Los populares acusan a Sánchez de “tener fijación” con Madrid, puesto que en los últimos años, muchas regiones han seguido el ejemplo madrileño y bonificar casi la totalidad de las herencias. Es el caso de Andalucía, Canarias, Galicia, Cantabria o Extremadura.

“Si el PSOE se decide a quitarles autonomía también se tendrán que enfrentar a sus barones, ¿no?”, se preguntan en el PP. La ‘guerra’ parece más abierta que nunca, sobre todo, porque los populares ya amenazan con verse con Moncloa en los tribunales.