El Gobierno responde al Banco de España: los presupuestos son “rigurosos”

La ministra portavoz, María Jesús Montero, defiende sus previsiones de recaudación de ingresos en las cuentas públicas del 2021

Las críticas del Banco de España sobre el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado no han sentado nada bien en el seno del Gobierno de España, que lleva semanas preparando la hoja de ruta para el 2021. La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha defendido que las cuentas que han elaborado son “rigurosas” y que se enmarcan en la situación económica actual. 

La titular de Hacienda ha destacado que las previsiones de recaudación de ingresos se adaptan al contexto económico de la crisis del coronavirus, a pesar de la incertidumbre que provoca la evolución de la pandemia. “La recaudación está más mantenida que en anteriores crisis por el hecho de que el Gobierno ha desplegado una batería de medidas para proteger las rentas”, ha argumentado.  

La respuesta se produce unas horas después de que el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, compareciese en la comisión presupuestaria del Congreso de los Diputados. Un discurso en el que ha aprovechado para calificar las cuentas como “optimistas” y ha alertado sobre las consecuencias para la destrucción de empleo y el incremento de la deuda pública. 

Montero ha enmarcado la opinión del gobernador dentro de la “crítica generalizada” a la que se están viendo sujetos todos los países europeos en el escenario de incertidumbre que ha supuesto la crisis de la Covid-19 en todo el viejo continente. Sin embargo, ha encajado su aportación porque la considera “importante”. 

Los sindicatos también responden al Banco de España

Las críticas de Hernández de Cos no han quedado ahí. Además de sus dudas sobre la recaudación, también ha mostrado su rechazo al incremento de algunos impuestos como el del Patrimonio o el del IRPF que aumentarán la carga fiscal en las rentas más altas. Una propuesta que ha introducido en la negociación el bloque de Unidas Podemos y que cuenta con el respaldo de los sindicatos.

El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, ha animado a la ministra de Hacienda a no dar ningún paso atrás en materia fiscal, a pesar de las presiones externas. “Yo insto al Gobierno a que no se deje acorralar por esa constante hipérbole, hagan lo que hagan en materia fiscal”, ha expuesto.

A pesar de su apoyo, el líder sindical tampoco tiene claro los cálculos en los ingresos de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 porque creen que se han sobredimensionado las estimaciones del IVA y de las tasas Google y Tobin. Estiman que se recaudarán 3.500 millones de euros, frente a los 6.000 que vaticina el Gobierno.