Los impagos de los ERTE llegan al 70% de las empresas catalanas

El 13% de las pymes y los autónomos catalanes se plantea cerrar definitivamente la empresa

El 20,6% de las empresas catalanas que se acogieron a los ERTE por causas de fuerza mayor a causa de la pandemia de coronavirus declara que ninguno de sus trabajadores ha cobrado las prestaciones que les correspondía. Así lo refleja una encuesta de Pimec, la patronal de las pymes catalanas que preside Josep González.

Los impagos alcanzan a los trabajadores de cerca del 70% de las empresas catalanas. Además del 20,6% que declara que ninguno de sus empleados ha recibido aún la prestación, otro 49,3% -casi la mitad del total- indican que su personal la ha cobrado parcialmente.

Solo el 30,1% de las empresas declara que todos sus trabajadores han cobrado lo que les correspondía.

Ante los incumplimientos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el 54,4% de las empresas catalanas ha anticipado dinero a los trabajadores afectados y otro 15,1% los ha ayudado en especies, como bonos de restaurante o alimentos. Más de 9.000 pymes catalanas han salido en auxilio de sus empleados con anticipos o ayudas materiales.

En una rueda de prensa telemática, Josep González exigió al SEPE que agilice los pagos a los trabajadores que aún no han recibido ninguna prestación, algunos desde marzo, y a los que no se les ha abonado la integridad de lo que se les debe.

Para ello, González indicó que el SEPE debe resolver estas situaciones con los gestores o responsables legales de las empresas, que son los que presentaron el trámite, en vez de tratarlo individualmente con cada trabajador.

El 17% de los trabajadores han vuelto a sus puestos

Según los datos de Pimec, hasta el 10 de junio, se presentaron en Cataluña 97.926 ERTEs que afectan a 724.000 personas. De estos, 130.000 ya se han incorporado de nuevo a sus puestos de trabajo, un 17%. El 41% empresas catalanas se acogieron a estas medidas laborales excepcionales.

Cuando finalice el estado de alarma, la encuesta de Pimec revela que el 69,9% de las pymes catalanas tiene previsto presentar un ERTO por causas objetivas, por unos meses o hasta finales de año.

El 79,3% de pymes y autónomos considera que deberá reducir el número de trabajadores. Sin embargo, el dato más alarmante es que un 13% se plantea cerrar definitivamente la empresa.