Iván Redondo despacha a la oposición con unas fotocopias incompletas de Seguridad Nacional

Moncloa obstruye la labor de la oposición, que exige conocer de primera mano las alertas que dio Seguridad Nacional al inicio de la pandemia

El Partido Popular lleva desde el pasado 24 de marzo pidiendo al Gobierno conocer las alertas y notas diarias sobre coronavirus que envió el Departamento de Seguridad Nacional (DNS) desde el 17 de noviembre de 2019, momento en que se diagnosticó el primer caso mundial.

Tan sólo dos diputados y tres senadores populares lograron acceder el pasado 30 de septiembre al llamado ‘Búnker de La Moncloa’ para revisar los archivos.

La sorpresa llegó al comprobar que los documentos estaban incompletos y la información sin autenticar. Una “broma de mal gusto”, según califican desde el PP que la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el director del Gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, tendrán que explicar como responsables del DNS.

[Haga clic en la imagen para leer el documento completo]

El Gobierno da la información incompleta

El principal partido de la oposición exigió este martes la comparecencia en sede parlamentaria de los dos dirigentes para que expliquen dónde están los documentos que faltan y por qué el Ejecutivo no actuó desde el pasado 16 de enero cuando, ratifican, Seguridad Nacional les dio la alarma.

Fuentes del PP explican a Economía Digital que el pasado 31 de julio acudieron cuatro diputados a Moncloa y otros dos junto a tres senadores el pasado 30 de septiembre. Lo primero que sucedió nada más llegar fue que la seguridad del complejo les quitó sus móviles y tabletas. “Solo se nos facilitaron fotocopias de fotocopias de los supuestos informes”, declaran ahora en su escrito al Congreso.

El volumen total de información cabía en una carpeta, 224 folios, con alertas y notas diarias respecto al coronavirus hasta el 20 de marzo donde en todos figuraba el “uso oficial”.

Moncloa entrega documentos sin etiqueta de “clasificado”

Algo que llamó la atención de los diputados al no presentar en ningún momento la etiqueta de “documento clasificado” por ninguna parte. Aseguran que, de ser así, en su catalogación nominal no aparecen ni como confidenciales ni secretos.

A partir del 20 de marzo, el DNS deja de informar sobre el coronavirus y en los informes que el Gobierno les permite ver, aseguran que les remite a los “puntos de contacto ministeriales de la célula de Coordinación del Comité de Situación”. Una información que no se ha facilitado por parte del Ejecutivo y que los populares vuelven a exigir dirigiéndose al Congreso. “De nuevo otra tomadura de pelo”, aseguran fuentes populares.

Desde el PP exigen acceder a los documentos originales y sellados, “nada de la copia de la copia”, señalan, y también piden conocer a qué partidos se les ha ofrecido esta información.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.