La caída de pensionistas aflora 20.000 víctimas anónimas de Covid-19

Los fallecidos por coronavirus en España son entre 17.000 y 20.000 más de los que publica Sanidad, según se desprende de los datos de la Seguridad Social

La sombra de duda con respecto a la cifra real de fallecidos por coronavirus es constante desde que las funerarias alertaran de que tenían más defunciones de las que explicaban las cifras oficiales del Gobierno. La diferencia de decesos respecto a los mismos días del año pasado durante el mes de marzo, en comunidades como Madrid y Castilla-La Mancha, también lo indicaban. Ahora es información de la Seguridad Social la que eleva la sospecha a certeza y permite deducir que hay hasta 20.000 víctimas anónimas de la Covid-19.

La caída de pensionistas durante el mes de abril, publicada este martes por la Seguridad Social, señala un impacto del virus mayor del que reflejan los números del Ministerio de Sanidad. En el cuarto mes del año, España perdió 38.500 pensionistas, algo que llama la atención pues, con algunas excepciones, suele subir mes a mes. Desde febrero, la caída de beneficiarios de una prestación es de 51.000.

De este descenso, un análisis minucioso de los datos indica que entre 17.200 y 20.400 bajas de pensionistas son causadas por el coronavirus y además no aparecen en las estadísticas oficiales de muertes. Incluirlos elevaría las factura en vidas humanas de la Covid-19 a entre 45.000 y 47.500, muy por encima de las 27.117 reportadas por Sanidad este martes.

El cálculo se basa en los colectivos más afectados por el virus y los meses de más impacto. Por ello, del total de pensionistas, solo hemos tenido en cuenta los de jubilación y viudedad y hemos excluido orfandad e incapacidad permanente. Hemos hecho el cálculo tanto contando febrero como sin contarlo, pues la primera muerte se dio a conocer el 4 de marzo pero en realidad el deceso se había producido a mediados de febrero. Pero en ambos cálculos, se compara con los mismos meses de 2019 para ver la diferencia y afinarlo al máximo.

Contando la desviación que muestra la Seguridad Social, el coronavirus se ha cobrado almenos 45.000 vidas en España

Los pensionistas por jubilación y viudedad a 1 de mayo eran 8,42 millones, 46.029 menos que el 1 de febrero y 39.525 menos que el 1 de marzo. Si restamos la diferencia de esos mismos meses del año pasado, para descontar un efecto normal de la evolución de pensionistas, la diferencia es algo inferior.

En 2019, en febrero y en abril hubo un descenso también de jubilados y viudos –fueron los únicos dos meses del año en los que bajó la cifra–, de casi 4.000 y 7.000 respectivamente, mientras que en marzo subió en 7.700. Descontadas estos efectos habituales de esos meses sobre el número de pensionistas, sea por gripes u otras causas, el resultado es que hay una desviación de entre 40.213 y 42.730 bajas de beneficiarios respecto a lo que se consideraría normal.

De estos, deducimos que hay entre 17.200 y 20.400 fuera de las estadísticas tras analizar los casos que se reportan. El Gobierno no ha ofrecido en los últimos días los datos de contagiados y fallecidos por grupos de edad, algo que sí hizo desde el inicio y durante todo el mes de abril e inicios de mayo.

El 1 de mayo, fecha que corresponde al último dato de pensionistas, más del 90% de fallecidos eran mayores de 60 años. Más de 22.000, según las defunciones hasta esa fecha. Por ello, hemos restado esa cifra, de muertes de personas mayores que consideramos que sí están recogidas en las estadísticas oficiales, para dar con las víctimas anónimas de la Covid-19.

Las dificultades para llegar a todos los datos

Es el cálculo más aproximado posible con los datos de que disponemos y con información muy confusa respecto a los fallecimientos. Sin ir más lejos, este lunes Sanidad rehízo el cálculo y borró 1.918 muertos de los datos oficiales y este martes, pese a reportar solo 35 nuevos decesos, la cifra total subió en 283 por muertes de días anteriores de las que las CCAA informaron tarde o que Sanidad validó con retraso. Este es el nivel de fiabilidad de los datos oficiales.

Sigue sin saberse si se están contando todos los fallecidos por Covid-19 o solo aquellos que mueren en hospitales, aunque se les haya hecho la prueba. Economía Digital preguntó al Ministerio de Sanidad pero no logró una respuesta clara. Sobre la desviación de muertes, no hay versión oficial: los datos que se publican son los que hay, los que dan las comunidades autónomas.

Preguntado sobre el si se cuentan también las muertes en residencias, algo que se ha puesto en duda y nunca se ha dicho claramente, también balones fuera: “Se piden a las CCAA datos de personas fallecidas por Covid fallezcan donde fallezcan”, responden, pero insistimos sobre si las comunidades cumplen con esta petición y la responden “se supone” y que preguntemos a las CCAA.

Sanidad no explica la desviación que sugiere la Seguridad Social y no asegura si se cuentan todos los fallecidos

Cataluña y Madrid evidenciaron a mediados de abril que solo estaban reportando datos de víctimas en hospitales. Sanidad no aclaró si lo pedía así o no pero al día siguiente publicó en el BOE la exigencia de ofrecer datos de fallecidos también en residencias y domicilios particulares. Sin embargo, Cataluña y Madrid lo hicieron pero esos datos no se sumaron al cómputo nacional, que no ha sufrido ningún repunte importante porque se incorporen de repente fallecidos fuera de los centros hospitalarios.

Todo ello, y las inconcretas respuestas de Sanidad, sugieren que todavía hay muchos casos fuera de las cuentas oficiales. Y cifras como las de pensionistas lo evidencian y ponen cifras que, aunque no son exactas por la dificultad para obtener muchas respuestas, si nos ofrecen una fotografía fiel de la realidad.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.