La Delegación del Gobierno en Madrid prohíbe todas las manifestaciones del 8-M

El delegado del Gobierno, José Manuel Franco, aduce razones de salud para tumbar todas las propuestas de concentraciones realizadas por las organizaciones sociales

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, comparece en rueda de prensa. EFE

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, comparece en rueda de prensa. EFE

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid ha comunicado este jueves que ha prohibido expresamente todas las manifestaciones que habían sido solicitadas por diferentes organizaciones feministas para el próximo 8 de marzo, con motivo del Día de la Mujer.

El delegado, José Manuel Franco, ha justificado la decisión debido a la posibilidad de que confluyan diferentes concentraciones multitudinarias en un contexto marcado por la pandemia del coronavirus. La prohibición se produce después de que su equipo haya estudiado los recorridos de las marchas que habían sido solicitadas, la previsión de asistencia de manifestantes, los lugares señalados o la duración de los actos.

Se ha tomado la decisión firme de prohibir, por motivos de salud púbica, todas las manifestaciones y concentraciones convocadas”, ha advertido la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

La Delegación del Gobierno había recibido cerca 60 peticiones de diferentes colectivos sociales para celebrar concentraciones o manifestaciones el próximo 8-M. Las principales estaban previstas en lugares como Embajadores, Atocha, Cibeles, la Puerta del Sol o Callao.

Manifestación feminista del 8M de 2020 con presencia del Gobierno / PSOE
Imagen de una de las manifestaciones feministas que recorrieron Madrid el 8 de marzo de 2020/ PSOE

La Comisión del 8-M también había convocado cuatro manifestaciones en el centro de Madrid para el próximo lunes. Todas se adaptaban a los criterios establecidos con un máximo de aforo de 500 personas, que finalmente han quedado obsoletos.

El Gobierno tiene en cuenta la situación epidemiológica de Madrid

El Gobierno ha decidido tumbar cualquier manifestación en Madrid, teniendo en cuenta la situación epidemiológica particular que atraviesa la región. “Sigue siendo uno de los territorios de España con mayor índice de contagios, así como de personas hospitalizadas, por encima de la media nacional”, han indicado.

El último informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias reveló que la Comunidad de Madrid tiene todavía una incidencia acumulada de 261 casos positivos por cada 100.000 habitantes. Es la única región de España que se encuentra por encima del umbral de riesgo extremo para la salud pública, tras el fin de la tercera oleada de contagios.

También es la comunidad autónoma con una mayor presión asistencial en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) que actualmente albergan a 533 pacientes críticos de Covid-19. La ocupación de las camas en estas áreas supera el 40% de su capacidad total. Son 14 puntos más que la media nacional.

El Gobierno se alinea para evitar manifestaciones masivas

La suspensión de las manifestaciones en Madrid confirma la posición unánime del Gobierno que después de varias jornadas de dudas ha decidido mandar un mensaje de unidad y posicionarse en contra de las manifestaciones en las calles el próximo 8-M.

La ministra de Exteriores, Arantxa González Laya; de Educación, Isabel Celaá; y de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la manifestación del 8-M de 2020 / PSOE
La ministra de Exteriores, Arantxa González Laya; de Educación, Isabel Celaá; y de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la manifestación del 8-M de 2020 / PSOE

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ya avisó sobre los riesgos sanitarios de las concentraciones, después de que el país superase la época más crítica de la tercera oleada de Covid-19. “Por coherencia de una llamada a la responsabilidad que he realizado, puesto que todavía estamos en situación de riesgo extremo, no ha lugar”, señaló.

Su decisión fue secundada por el resto de los ministros, incluidos los de la bancada de Unidas Podemos. La ministra de Igualdad, Irene Montero, aseguró que no acudiría a ninguna de las manifestaciones que se habían convocado para cumplir con las advertencias sanitarias. “Cumpliré las recomendaciones al dedillo”, expresó.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.