La polémica cárnica enfrenta a los socios de Gobierno y Podemos sale en defensa de Garzón

El grupo parlamentario arremete contra el presidente de Aragón, Javier Lambán, y lo acusa de haber entrado "en campañas de la ultraderecha"

El diputado de Unidas Podemos, Jaume Asens. EFE/ Emilio Naranjo

La polémica desatada por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, por criticar la sostenibilidad y la calidad del producto de las granjas de gran tamaño en The Guardian, ha vuelto abrir una nueva brecha entre los socios de Gobierno. Y es que, las voces críticas no solo han llegado desde la derecha, sino también del propio Ejecutivo, que ya ha desautorizado al ministro.

En concreto, Garzón aseguró en la entrevista del diario británico -que se realizó el 14 de diciembre y fue publicada el día 26- que las granjas de gran tamaño “encuentran un pueblo un poco despoblado de España y ponen 4.000, o 5.000, o 10.000 cabezas de ganado. Contaminan el suelo, contaminan el agua y exportan esta carne de mala calidad de estos animales maltratados“.

Sin embargo, la polémica ha surgido ahora, cuando el sector ha reaccionado después de que el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, criticase tael “nuevo” ataque a los ganaderos desde el Gobierno de España. No fue el único, el presidente de Aragón, Javier Lambán, también acusó este martes al responsable de Consumo e, incluso, pidió su dimisión.

Lambán calificó de “desgraciadas e insensatas” las declaraciones de Garzón que, desde su punto de vista, suponen una “agresión directa a una parte importante de la economía aragonesa”. “El que las hace no puede ser Ministro de España ni un día más. Es en sí mismo un insulto a la inteligencia”, apuntó a través de cuenta de Twitter.

Podemos coincide con Garzón

No obstante, ante el enfrentamiento surgido, Podemos ha salido en defensa de su ministro. El presidente del grupo parlamentario en el Congreso y líder de los comunes en la Cámara baja, Jaume Asens, ha acusado al presidente de Aragón de haber entrado en «campañas de la ultraderecha», tras exigir la dimisión de Garzón.

«Señor Lambán, lo que ofende a la inteligencia, o a las siglas que usted representa, es que ataque al Gobierno con un bulo de la extrema derecha«, ha escrito Asens en un mensaje que ha publicado en su perfil en Twitter.

También, Jaume Asens ha criticado a la ministra de Educación, Pilar Alegría, que se ha desmarcado de las afirmaciones de Garzón y ha asegurado que se trata de una posición personal del ministro Garzón, no del Gobierno. Ante estas palabras, Asens ha apuntado que «lo que dice la ministra de educación lo dice el Gobierno. Lo que dice el ministro de consumo lo dice «a título personal».

Asimismo, el portavoz de Alianza Verde, el partido ecologista integrado en UP, Juantxo López de Uralde, ha señalado en su perfil de Twitter que los impactos de estas granjas en el territorio son «tremendos», algo que asegura «en Castilla y León saben muy bien» y que Unidas Podemos está denunciando.

Mientras, el portavoz del partido en Galicia también ha respaldado a Garzón. «De los creadores de ‘la huelga de los camioneros’, que era básicamente un cierre patronal organizado por las empresas, llega ahora ‘los ganaderos’ contra Garzón», ha escrito.

Garzón tacha la historia de bulo

Por su parte, el ministro de Consumo ha afirmado que el bulo comenzó el 3 de enero impulsado por el lobby de ciertas grandes empresas que promueven macrogranjas contaminantes. Además, para defenderse, decidió publicar la transcripción completa de la entrevista y acusó “a ciertos actores” de promover bulos.

El ministro diferenció entre la ganadería industrial y la extensiva. En su opinión, la extensiva es ecológicamente sostenible y tiene mucho peso en determinadas regiones como Asturias, Castilla y León o Andalucía. En cambio la industrial, la de las macrogranjas, es la que “no es en ningún momento sostenible”.