La presión hospitalaria repunta en Cataluña, tras una semana sin estado de alarma

Cataluña vuelve a sobrepasar la barrera de los 400 pacientes ingresados en las UCI, aunque el resto de indicadores ofrecen resultados positivos

Profesionales del personal sanitario de las UCI del Hospital Universitario de Bellvitge para pacientes covid, durante la jornada laboral. EFE/Toni Albir/Archivo

Cataluña ha roto la buena tendencia que había alcanzado en la liberación de las camas de los hospitales de pacientes de coronavirus. Después de varias jornadas consecutivas mejorando sus registros, la presión asistencial en la comunidad autónoma ha experimentado un ligero repunte. El dato llega justo una semana después de que se levantasen las restricciones más severas con el fin del estado de alarma.

El incremento de la ocupación se ha sentido en todas las áreas de atención sanitaria. En términos generales, el número de enfermos de Covid-19 de los hospitales se ha elevado hasta los 1.115 pacientes en las últimas 24 horas. Son 33 personas más que la cifra reportada en el informe del sábado.

También ha crecido el volumen de personas hospitalizadas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en cuatro nuevos ingresos hasta un total de 403 pacientes críticos. Cataluña vuelve a superar la barrera de los 400 enfermos, un umbral que las autoridades sanitarias utilizan para determinar cuándo es necesario reprogramar operaciones quirúrgicas menos urgentes de otras patologías.

El Departamento de Salud pública ha notificado además el fallecimiento de siete enfermos más como consecuencia de la Covid-19. La cifra pone fin al buen dato alcanzado el sábado cuando apenas una persona perdió la vida como resultado de la pandemia. Eso sí, el dato sigue por debajo de la media diaria de la última semana, cuando se han reportado 71 muertos (10 al día).

El resto de indicadores epidemiológicos mejoran en Cataluña

A pesar del revés que ha provocado el incremento de la ocupación hospitalaria, el resto de indicadores sobre la enfermedad han continuado descendiendo este domingo. Si sus datos se mantienen, Cataluña camina cada vez más cerca hacia el final de la última crisis sanitaria provocada por la tercera oleada de contagios.

El dato más esperanzador es el de la incidencia acumulada que se ha reducido hasta los 191 casos positivos por cada 100.000 habitantes, lo que supone un retroceso de 12 puntos con respecto al sábado. Cataluña se afianza lejos del umbral de riesgo extremo para la salud pública, aunque sigue lejos de comunidades como Valencia o Baleares que están por debajo de la marca de los 50.

Una mujer se realiza una PCR en uno de los puntos habilitados por la Cambra de Comerç de Barcelona / EFE
Una mujer se realiza una PCR en uno de los puntos habilitados por la Cambra de Comerç de Barcelona / EFE

También se ha notado una mejoría del riesgo de rebrote que ha caído 13 puntos hasta un balance de 154. Lo mismo ocurre con la velocidad de propagación de la enfermedad que se ha reducido hasta 0,80, lo que supone dos décimas menos que el día anterior. Es decir, cada centenar de personas que se infectan transmiten la enfermedad a otras 80.

El avance de la pandemia facilita la detección de los contactos

El último indicio de recuperación está en el porcentaje de positivos que arrojan las pruebas PCR. El 4,31% de los diagnósticos es afirmativo, lo que sitúa a Cataluña en una zona de control. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que por encima del 5% hay muchas dificultades para poder dar con los contactos de los positivos. Un dato que la comunidad sí que superado durante la tercera ola.

En la última semana, las autoridades sanitarias han notificado 5.960 contagios de Covid-19 en Cataluña, lo que arroja una media diaria de 851 casos. Por debajo del millar, se considera que hay muchas más facilidades para trazar los contactos y controlar el avance de la pandemia.

Cataluña le está ganando el pulso al coronavirus de forma generalizada, pero no quiere decir que todos sus territorios estén igual de avanzados. La amenaza sigue presente en comarcas como la Garrotxa con un riesgo de rebrote de 560, lo que supone el triple que la media autonómica. Le siguen de cerca Pallars Sobirà (546), Pallars Jussà (360), Solsonès (355) y Alt Empordà (337).

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.