Las CCAA dan por perdido el verano con el plan de vacunación de Sánchez

La comunidades autónomas se están encargando hasta el momento de organizar el proceso, que ha resultado más lento de lo previsto hasta ahora por la falta de dosis

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros. EFE

El Gobierno se pone las pilas y este martes ha prometido que 33 millones de españoles estarán vacunados a finales de agosto. Es decir, que un 70% de la población estará vacunada este verano. Una noticia positiva sino fuera porque las comunidades ya dan por perdida la temporada estival. Y aunque, previsiblemente, no haya prórroga del estado del alarma a partir del 9 de mayo, se seguirán manteniendo algunas restricciones acordadas en el seno del Consejo Interterritorial.

“El salvavidas hay que mandarlo antes de ahogarse; una vez estemos ahogados, el salvavidas ya no vale”, se atrevió a decir este martes el consejero de la Presidencia y portavoz del gobierno andaluz, Elías Bendodo. Con la nueva previsión del Gobierno significa que “perderíamos la temporada de verano” y, por ello, solicita al Ejecutivo de coalición del PSOE y Unidas Podemos que haga un “esfuerzo extra” y acelere al máximo el calendario de vacunación.

La comunidades autónomas se están encargando hasta el momento de organizar el proceso, que ha resultado más lento de lo previsto hasta ahora por la falta de dosis. Andalucía ha sido la única comunidad en dar la cara y pedir a Pedro Sánchez que “se plante ante la UE y pida un esfuerzo más porque no es lo mismo tener al 70% de la población vacunada a mediados de junio que a finales de agosto; nos jugamos la temporada”, insisten.

Bendodo se pregunta “de qué nos vale que el 70 por ciento de los españoles estén vacunados a finales de agosto” cuando se había prometido por parte del Gobierno llegar a este objetivo a principios del verano. Son “tres meses en los que muchas empresas respiran”, se pregunta el portavoz del gobierno andaluz. “Salvar el verano significa salvar empleos y empresas“, zanjó Bendodo.

Quejas sobre el estado de alarma

Como él, varias comunidades autónomas han puesto el grito en el cielo. Consultadas por Economía Digital, señalan que la promesa que hizo Moncloa sobre tener el 70% de la población vacunada en verano, pensaban que el Gobierno se refería a junio. Asimismo, piden al Ejecutivo anticipar su previsión y “ser valientes con la UE”.

Pedro Sánchez anuncia un aumento de la vacunación para llegar al 70% de vacunados a finales de agosto. Foto: EFE

El malestar también lo ha centrado el anuncio sobre no prorrogar el estado de alarma sin antes haber consultado con los distintos territorios. Así, el vicepresidente de la Comunidad Foral de Navarra, Javier Ramírez, considera que es pronto para evaluar si a primeros de mayo será necesario o no continuar con las restricciones de movilidad o los cierres perimetrales.

“Entiendo que esa decisión tiene que ir de la mano del resto de comunidades autónomas y del Gobierno de España”, reclamó con respecto a lo de poner fin al estado de alarma. Navarra es, a día de hoy, la comunidad con mayor incidencia a 14 días.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, solicita decidir, con “toda la precaución posible” y atendiendo a “cómo evolucionen los datos”, si es oportuno o no prorrogar el estado de alarma más allá del 9 de mayo. Mientras que el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Justicia y Turismo, Alfonso Rueda, mantendrá “unos días más las restricciones, las normas actuales” porque “vale la pena” para “evitar una cuarta ola”.

Hasta el momento, solo el presidente de Canarias, el socialista Ángel Víctor Torres, ha considerado “una noticia magnífica” el anuncio de Pedro Sánchez de que el Gobierno no tiene intención de prorrogar el estado de alarma cuando finalice su plazo vigente el 9 de mayo, ya que será, dijo, la hora de “la responsabilidad social”.

Más personal y grandes centros de vacunación

Los distintos territorios también se muestran escépticos en aumentar el ritmo de vacunación cuando hace falta más personal sanitario. Comunidades autónomas como Madrid ya han autorizado la incorporación de médicos y enfermeros jubilados para ampliar la capacidad de vacunación frente a la Covid-19.

“Es inconcebible que, en la situación en la que estamos, haya enfermeras en paro, cerca de 3.000”, asegura María José García, portavoz nacional del sindicato de enfermeras de SATSE.

Desde el gobierno de Castilla La-Mancha destacan que tan importantes es “vacunar al máximo de gente en el menor tiempo posible” como “facilitar a la población el acceso a la vacunación”. “Creo que en atención primaria estamos totalmente dispuestos a facilitar ese acceso; a hacer el esfuerzo que haya que hacer, porque es el momento de hacerlo”, añaden.

Para asumir el incremento de dosis, va a ser fundamental la apertura de grandes centros de vacunación, una estrategia que persigue acelerar el ritmo de inoculaciones y evitar la saturación de los centros de salud.

Valencia va a vacunar en la Ciudad de las Artes; Madrid lo hará en el Wanda, el Zendal y el WiZink Center, mientras que Cataluña ha previsto la apertura de seis grandes centros. En Andalucia, País Vasco, Galicia, Canarias o Aragón también se dispondrá de espacios de características similares, dentro de una estrategia que se va a generalizar en las principales ciudades españolas. Aunque en los centros de salud también se seguirá vacunando.