Las mascarillas en las residencias dejarán de ser obligatorias

Los residentes podrán no usar mascarilla siempre que el 80% esté vacunado, un criterio que afectará también a los trabajadores esenciales

Varias mascarillas son expuestas para su venta en una tienda del centro histórico de Valencia mientras algunos partidos políticos han abierto el debate sobre el fin de la mascarilla obligatoria al aire libre. EFE/Biel Aliño

Las mascarillas dejarán de ser necesarias en las residencias de ancianos, uno de los grupos que ha vivido la pandemia con mayor crudeza desde su inicio. Así lo ha expresado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa que ha tenido lugar tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud de este miércoles.

Esta medida se aplicará solo a las personas residentes, por lo que tanto visitas como trabajadores de los centros deberán seguir portando mascarillas mientras permanezcan en los recintos. Además, el final de las mascarillas en las residencias solo comenzará a aplicarse una vez que el 80% de los residentes han sido totalmente vacunados.

La misma medida afectará a los trabajadores considerados esenciales si la vacunación supera el 80% en sus lugares de trabajo.

Según la ministra, esta novedad en la relajación de las medidas se enmarca dentro de una “flexibilización gradual y prudente”, así como el fin de las mascarillas en exteriores a partir de este próximo sábado 26 de junio.

En este sentido, llevar puesta la mascarilla en exteriores dejará de ser obligatorio siempre y cuando se pueda garantizar y respetar la distancia social de 1,5 metros, por lo que seguirá siendo obligatorio usar mascarilla en caso de aglomeraciones que impidan respetar este requisito.

Por otro lado, seguirá siendo obligatorio usar esta prenda en interiores, espacios públicos cerrados, lugares como el transporte público, farmacias o supermercados e incluso en exteriores que impliquen aglomeraciones, como conciertos en los que no se respete la distancia mínima.

La única excepción la tendrán los navíos como los cruceros, dos los pasajeros no tendrán la obligación de ponerse la mascarilla ni en cubierta ni en los camarotes, aunque sí en los interiores cerrados de acceso libre.

Lo único que queda por saber es si seguirá siendo obligatorio llevar siempre una mascarilla encima, independientemente de si está puesta o no, para que los ciudadanos la usen en cualquiera de los casos contemplados.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Andoni Berná Calvo