Los tropiezos de Murcia y Plus Ultra debilitan la influencia de Ábalos en Moncloa

El fracaso de la moción de censura en Murcia y el rescate de la aerolínea Plus Ultra vuelven a meter en problemas al ministro, que intentaba dejar atrás el ya famoso 'Delcygate'.

La imagen del ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, vuelve a debilitarse a ojos de sus compañeros en el Gobierno. El fracaso de la moción de censura en Murcia y el rescate de la aerolínea Plus Ultra vuelven a meter en problemas al ministro, que intentaba dejar atrás el ya famoso ‘Delcygate’.

Ábalos vuelve a ser el foco de críticas por parte de la oposición y de silencio entre sus compañeros, quienes reconocen que fue el ministro quien negoció con Ciudadanos el ‘golpe’ al PP con la moción de censura en Murcia. Y, finalmente, salvó los muebles sacando adelante la alcaldía. En el Gobierno esta pérdida no pasó desapercibida, sobre todo porque muchos reconocen que la maniobra ha “reflotado” al Partido Popular y a Pablo Casado.

Esta semana también ha molestado entre algunos socialistas que sean varios ministros los que hayan dado la cara por el rescate de Plus Ultra. Casi todos menos el ministro de Transportes.

Ábalos negó por activa y por pasiva que su Ministerio hubiera participado en el rescate. Días después, el diario El Mundo publicó que la SEPI tuvo muy en cuenta un informe de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) a la hora de conceder los préstamos a la aerolínea. Una entidad que depende de la cartera del propio Ábalos. El ministro había mentido.

Sin embargo, otros compañeros (ministros) salieron a dar la cara en su lugar. Primero fue la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, señalando que la decisión fue “española, relevante y estratégica”; Más tarde, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, señaló que “todos los rescates a aerolíneas son necesarios” y hasta la vicepresidenta económica Nadia Calviño y la vicepresidenta primera Carmen Calvo acudieron al ‘rescate’ de Sánchez y Ábalos, mientras estos continúan en silencio.

Nervios en Moncloa por controlar el ‘asunto Plus Ultra’

En Moncloa siguen atentos porque, lejos de controlar el temporal, la polémica continuará una semana más, con miles de autónomos quedando fuera de los 7.000 millones de euros de ayudas directas aprobados mediante Real Decreto Ley por el Gobierno.

El Ejecutivo exige a estos empresarios un balance positivo de sus cuentas durante el año anterior a la pandemia. A diferencia de Plus Ultra que se le rescató con pérdidas superiores a los dos millones de euros y ningún ejercicio con beneficios en sus nueve años de historia.

El líder del PP, Pablo Casado, solicitó esta semana al Partido Popular Europeo (PPE) que efectúe un control de los fondos europeos para “eludir escándalos como el de Plus Ultra”. “Hay que evitar anuncios de proyectos a dedo y rescates a empresas sin cumplir la normativa”, destacó Twitter, tras una reunión telemática con sus compañeros en Bruselas.

Asimismo, el Grupo Parlamentario Popular ha solicitado a la Mesa del Congreso la creación de una comisión de investigación para depurar responsabilidades tras considerar que la aerolínea no cumple con los requisitos para recibir ayudas públicas.

Ciudadanos, por su parte, ya ha puesto el rescate en conocimiento de la Comisión Europea y de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Mientras Vox lo ha llevado directamente a la Fiscalía Anticorrupción.

Cada vez más partidos sospechan que el rescate ha sido más por razones políticas y ‘amiguismos’ que por un sentido estratégico para la economía española. A esto se suman los lazos entre la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez con Ábalos. Ambos se reunieron en Barajas en enero de 2020 y todavía se desconoce el motivo.

Varios medios han asegurado que el enlace entre la segunda de Maduro (Camilo Ibrahim Issa) y tres de los accionistas de Snip Aviation, sociedad que más participaciones poseé en Plus Ultra, se muestra patente en el registro mercantil.

El cerco se estrecha contra Ábalos que pierde influencia en Moncloa, entre sus propios compañeros y a pesar de ser ‘hombre de confianza’ del presidente. La oposición tampoco le dejará respirar esta semana. Veremos si el Congreso da luz verde a la petición registrada para que comparezca en el Congreso de los Diputados, como solicita la oposición.