Ayuso dará una mascarilla gratis a cada madrileño para la desescalada

La presidenta de la Comunidad de Madrid estudia imponer su uso obligatorio en algunos espacios públicos cuando se avance en el fin del confinamiento

Madrid entregará desde mañana una mascarilla gratuita a cada madrileño para que se puedan proteger del coronavirus, que se podrá recoger en las farmacias de toda la región. La presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, asegura que es el momento de tener “muchísima precaución” ahora que su Gobierno ha pedido el paso a la fase 1, y que para ello hay que informarse bien y procurar material. 

“Hay que tener mucha responsabilidad individual y vamos a decretar que en según qué espacios sea obligatorio acceder con ellas” ha explicado en una entrevista a Telecinco recogida por Europa Press. La presidenta saca pecho de su gestión, pese a múltiples polémicas como la aglomeración en Ifema, y ha explicado que este viernes se prevé la llegada de más material sanitario adquirido por su Ejecutivo. 

Dimisiones en su Gobierno

La voluntad de la Comunidad de Madrid de solicitar el acceso a la fase 1 ha generado rupturas internas en su equipo. La ya ex-directora de Salud Pública, Yolanda Fuentes, presentó su dimisión ante su disconformidad por un desconfinamiento rápido que atendiera a criterios económicos por encima de sanitarios. 

Poco después de conocerse la noticia, Ayuso decisió sustituir a Fuentes por el director del hospital de campaña de Ifema, Antonio Zapatero. La presidenta autonómica comunicó la decisión por Twitter, al destacar que el responsable “liderará la estrategia de Madrid contra el Covid-19”: “Además se reforzará la Consejería de Sanidad con esta nueva área, donde la atención sociosanitaria en residencias será prioritaria”. 

Igual que Cataluña

Madrid sigue los pasos de Cataluña, que lleva varias semanas repartiendo mascarillas gratuitas a la población a partir de su tarjeta sanitaria. La Generalitat concede la primera de forma gratuita, y cada semana permite comprar una nueva con un precio reducido inferior a la venta libre

El primer día estuvo marcado por el más absoluto caos, puesto que a causa del alud de peticiones, se bloqueó el sistema de información farmacéutica de receta electrónica (Sifare). Ni siquiera fue posible entregar medicamentos a los clientes que acudían con la preceptiva receta. Antes de ello, en poco más de una hora se dispensaron 100.000 mascarillas,aunque durante ese día las 3.337 farmacias catalanas solo entregaron unas 300.000.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.