Ministros de Podemos plantan cara a Sánchez por la tarifa de la luz

Podemos se organiza a través de las redes sociales para presionar a los socialistas y que se adelante la hora más barata de la luz a las 22 horas entre semana.

Ione Belarra en un acto de campaña de Podemos. EFE/Víctor Lerena/Archivo

Ione Belarra en un acto de campaña de Podemos. EFE/Víctor Lerena/Archivo

La nueva tarifa horaria de la luz es el nuevo campo de batalla en el seno del Gobierno. Unidas Podemos comienza a desplegar su ofensiva contra los socialistas a través de las redes sociales. Los morados lo dijeron de buenas maneras en el Consejo de Ministros y parece que la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, no les escuchó. Los socios de Pedro Sánchez exigen adelantar a las 22 horas la llamada ‘hora valle’ o tarifa más barata entre semana y avanzan que lo solicitarán a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Unidas Podemos vuelve a destapar su malestar con su socio de Gobierno a golpe de tuit. La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, avanzó mediante las redes sociales que “este Gobierno tiene que estar en permanente estado de escucha a la ciudadanía y ser empático con las familias a las que les cuesta pagar la luz. Pensamos que sería buena idea adelantar la hora valle a las 22h de lunes a viernes como propone FACUA y se lo solicitaremos a la CNMC”.

Las numerosas quejas de tener que poner la lavadora de madrugada o tener que hacer las tareas del hogar entre semana a horas intempestivas les ha hecho madurar la idea de adelantar los horarios para comulgar más con el horario español. Así fuentes de la formación consideran “injusto” el horario y así se lo hicieron saber a la ministra para la Transición Ecológica que, lejos de escucharles, continuó sin modificar la medida.

La presión a través de los medios y redes sociales ya era marca de la casa de los morados, aunque tras la salida de Pablo Iglesias y con la llegada de Yolanda Díaz como enlace de Podemos en el Gobierno se había frenado hasta ahora. Las aguas vuelven a su cauce y Unidas Podemos planta cara al PSOE para evitar una subida histórica del precio de la luz, también a los hogares más vulnerables en los que pretende apoyarse este Gobierno para sacar adelante sus medidas.

Tras el mensaje de Belarra, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, también dejó su particular reclamación a nivel de partido, como si la historia no fuera con él ni fuera parte del mismo Ejecutivo que ha permitido que el precio de la energía esté por las nubes. “Desde Unidas Podemos estamos preocupados por los precios de los suministros básicos para las familias trabajadoras. Seguimos empujando para todas las medidas que rebajen la factura de la luz: como han pedido los sindicatos y otros actores es necesario adelantar la hora valle”, señaló en Twitter.

Enseguida se sucedieron mensajes de ciudadanos en respuesta a este mensaje recordándole que él forma parte del Gobierno de España y además es ministro de Consumo.

Una empresa pública de energía

Desde el partido quieren ir más allá y el portavoz de la formación en el Congreso, Pablo Echenique, ha planteado la medida con la que ya en su día el ex vicepresidente Pablo Iglesias presionó a Pedro Sánchez para llevar a cabo: una empresa pública de energía. Nada nuevo bajo el sol. Es decir, nacionalizar las eléctricas.

Según Echenique: “La principal causa de la subida de la factura de la luz es la existencia de un oligopolio energético, por eso pensamos que la solución más efectiva es crear esta empresa pública”. Una solución, la de nacionalizar, que la mayoría de expertos consultados consideran “pésima” y advierten de que “volvería a España todavía más pobre”.

Según los morados, en España existe un oligopolio en el que “tres empresas tienen el 80% del mercado”. Por ende, un operador público podría “introducir una competencia real” para reducir el precio y “dar transparencia al coste real de producción del kilovatio, algo que ahora mismo provoca que el precio de la luz sea tan alto”. 

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, durante una rueda de prensa en el Congreso. Foto: EFE/JJG/Archivo

Una medida ha sido incluida en diversas ocasiones en su programa electoral, Unidas Podemos no ha presentado hasta la fecha un texto legislativo que ahonde en esta propuesta

Una propuesta que atemoriza al PSOE. Cabe recordar que la ministra Ribera tuvo que desmentir que se fuera a realizar cuando varios inversores le preguntaron con miedo si el Gobierno se plantearía nacionalizar empresas y, en concreto, el precio de la electricidad en el foro denominado Spain Investors Day.

Sánchez acusaba a Rajoy

También corresponde recordar lo que decían los socialistas y dirigentes de Unidas Podemos cuando el PP estaba en el Gobierno sobre el precio de la luz, ya que este mes de junio se ha producido una subida histórica. El ahora presidente Pedro Sánchez acusaba a Mariano Rajoy en diciembre de 2017 de “empobrecer al país” a consecuencia de las subidas del precio de la luz. 

Sánchez aseguraba que el aumento del precio supone “un golpe para las familias”. Mientras reclamaba una “recuperación justa”. Por su parte, Podemos, el 7 de noviembre de 2019, a tres días de la cita electoral de las elecciones generales de 2019, un tuit desde la cuenta oficial del partido defendía con el partido morado en el Gobierno “bajaremos la factura de la luz”, y añadía que pondrían “firmes a las grandes eléctricas”.  

El ex líder de Unidas Podemos Pablo Iglesias fue uno de los dirigentes más críticos respecto a las subidas del precio de la luz. También en 2017 acusaba al Gobierno de ser un “cómplice” de la “codicia” de las compañías eléctricas. El coordinador de Izquierda Unida, Alberto Garzón, también se unió a las críticas contra el Gobierno de Rajoy cuando subió la luz en el mes de diciembre de 2017.

En su opinión, este incremento iba a impedir a muchos “mantener sus casas a temperaturas adecuadas”, lo que podía tener consecuencias en su salud: “Ningún Gobierno decente debería tolerarlo”, señalaba.

En estos momentos y como ya publicó Economía Digital, se vive una ‘guerra soterrada’ entre los socios que conforman el Ejecutivo por el elevado precio de la energía. La parte socialista se escuda, de momento, en el bono social a las familias más vulnerables para evitar volver a hacer cambios a lo ya aprobado.

“El Gobierno ha sido sensible a la situación de los llamados consumidores vulnerables, para lo que puso en marcha un bono social que ha ido ampliando conforme ha seguido la pandemia”, explicó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. El Gobierno insiste en que “a día de hoy, se benefician de este bono social 1,3 consumidores que se consideran vulnerables”, insistió.

Pero los morados insisten en modificar, al menos, el horario de la hora más barata y que se dé a las 22 horas entre semana. Un cambio insignificante que no modificaría la nueva tarifa aprobada. Un nuevo frente se abre en el seno del Gobierno.