La OMS corrige a España: nadie está preparado para almacenar la vacuna de Pfizer

La Organización Mundial de la Salud no es tan optimista como el Gobierno español con respecto al almacenamiento de la vacuna de Pfizer y Biontech

La vacuna de Covid-19 de Pfizer y Biontech debe conservarse en torno a 80 grados bajo cero y, aunque esto se ha perfilado como un reto en la mayoría de países, en España el Gobierno no ve problemas

El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, se mostró confiado este pasado martes de que el Sistema Nacional de Salud recibirá la vacuna “ya en los sitios adecuados, conservada suficientemente a baja temperatura”.

No obstante, las dudas siguen acechando, también desde la Organización Mundial de la Salud (OMS). La oficina regional del organismo para las Américas, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ha advertido este miércoles de que ningún país del mundo está preparado para cumplir con las especificaciones de almacenamiento y transporte de la vacuna de Pfizer y Biontech, que según las empresas tiene un 90% de eficacia.

“Ningún sistema de salud en el Caribe, en América del Sur, en los Estados Unidos, en Europa están listos para manejar estas vacunas porque para ello se necesita tener un almacenamiento a -70ºC”, ha asegurado en una rueda de prensa el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

“Si los países van a utilizar esas vacunas tendrán que prepararse. Las otras ocho vacunas que están en fase 3 sí se pueden manejar en las cadenas de frío que encontramos hoy en cualquier país”, ha añadido.

Diferentes temperaturas para cada vacuna de Covid-19

En efecto, no todas las vacunas de coronavirus deben almacenarse a temperaturas ultrabajas como la de Pfizer y Biontech.

La de Johnson&Johnson se podría conservar a entre 2 y 8 grados Celsius, al igual que la de Novacax. Y la de Moderna debería conservarse a 15 grados bajo cero, según las guías más recientes. Así las cosas, no todas necesitan congeladores especiales que de momento son poco comunes en los hospitales.

El almacenamiento a entre -70 y -80 grados Celsius de la vacuna de Pfizer y Biontech es para su transporte y entrega, y también para guardarla durante hasta seis meses. Pero si los hospitales solo necesitan almacenarla durante cinco o menos días, pueden ponerla en un congelador de entre 2 y 8 grados Celsius, algo más común en los hospitales.

“El problema va a encontrarse en los almacenes centrales y en el transporte y ahí ha de haber una inversión, pero este es un desafío para todo el mundo ya que por primera vez vamos a tener vacunas con estas características disponibles”, ha explicado Barbosa.

La vacuna de Pfizer debe almacenarse como en la Antártida

Las temperaturas ultrabajas que requiere la vacuna de Pfizer y Biontech son equivalentes a las más bajas registradas en la Antárdida.

Ningún congelador común puede ofrecer temperaturas tan bajas, lo que genera preocupación porque la logística de entrega se prevé complicada, especialmente en países remotos y subdesarrollados.

Pfizer ha reconocido los “desafíos relacionados con la fórmula a temperaturas ultrabajas de su vacuna y los requerimientos de almacenamiento, distribución y administración”. El ministro de Sanidad del Reino Unido, Matt Hancock, ha vaticinado que el transporte y la entrega de esta vacuna será una “operación logística descomunal”.

Pfizer está estudiando varias opciones para poder transportar y entregar la vacuna. La opción más probable es llevarla por aire y tierra usando hielo seco para mantener a 70 grados bajo cero los viales congelados. Se almacenarán en “granjas de congelación” en cada país hasta seis meses, y de allí se distribuirán a los centros de vacunación en bolsas de hielo seca aisladas, donde podrán guardarse hasta cinco días a entre 2 y 8 grados Celsius.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.