Pablo Iglesias quiere ver libres “lo antes posible” a los políticos presos catalanes

Iglesias defiende subir los impuestos en Madrid, pero no en comunidades como País Vasco o Navarra, porque es un asunto "diferente".

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, desea que los políticos presos “estén libres lo antes posible”. El líder de Podemos sigue criticando “la apuesta por el Gobierno de Rajoy de la judicialización del conflicto político en Cataluña” y confía en que los líderes independentistas que se encuentran en prisión tras el 1-O “estén libres lo antes posible”. 

Iglesias apuesta por “seguir con el diálogo” en Cataluña para resolver el conflicto, mientras defiende sus pactos de Gobierno con EH Bildu y ERC para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021. El vicepresidente, en una entrevista en La Sexta, sigue defendiendo su apoyo a estos dos partidos, tras registrar una enmienda a espaldas del Ejecutivo para ampliar la moratoria de desahucios. 

Economía Digital desveló el fuerte malestar entre un sector del Gobierno, tras enterarse de la enmienda por la prensa e Iglesias lo atribuye a una “victoria de la sociedad española”. El dirigente morado reconoce que existen “tiras y aflojas y discusiones” en el seno del Gobierno a la hora de redactar el texto. 

Preguntado sobre cómo ve Iglesias al Gobierno de coalición: “Lo veo muy bien, va a aguantar”, respondió y aseguró que es “lógico que haya tiras y aflojas, pero hay que quedarse con los resultados”, y el resultado, señaló, “es una mayoría de izquierdas histórica para sacar los Presupuestos”. 

El vicepresidente defendión subir los impuestos en Madrid, pero no en comunidades como País Vasco o Navarra con evidente fiscalidad baja. Iglesias aseguro que en el País Vasco se ha “construido una institucionalidad diferente. En el País Vasco y Navarra existen una serie de instituciones de las que nos hemos dotado con una serie de implicaciones”, repsondió. 

Iglesias admite tensiones 

“El problema no es que haya tensiones, sino que se resuelvan. Me siento muy respetado en el Gobierno”, respondió Iglesias para intentar zanjar los rumores sobre si se siente respetado dentro del Gobierno de coalición. 

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, aseguró en una entrevista este lunes, que Iglesias “exterioriza las tensiones”. El líder de Podemos evitó entrar en disputa con ningún ministro durante la entrevista respondiendo que “cuando se producen diferencias entre ministros, el presidente del Gobierno y yo solemos reunirnos y que las aguas se calmen. Es normal que entre ministros haya posiciones diferentes”. 

“Es evidente que los dos partidos que estamos en el Gobierno no siempre representamos los mismos intereses ni recibimos presiones de los mismos sectores”, continuó Iglesias. “Hay temas en los que podemos tener diferencias pero lo importante es el resultado”, insistió para añadir que el Gobierno “sale muy reforzado de lo que acabamos de ver estas últimas semanas”.

“El apoyo de Bildu es la mejor noticia”

Para Iglesias el apoyo de Bildu a las cuentas públicas “es la mejor noticia para la democracia española”. El vicepresidente se ha mostrado “muy satisfecho” de que “algunas abstenciones se hayan convertido en síes”. “Ahora tenemos el sí de EH Bildu, el sí del PNV, el sí de ERC. Hay otros síes que van a ir llegando, creo que es buena noticia y yo he hecho parte de mi trabajo”, aseveró. 

Preguntado sobre si no le preocupan las críticas, incluso dentro del PSOE, que no quieren pactar con un dirigente como Arnaldo Otegi, Iglesias aseguró: “Me preocupa más quien dice que está en política para forrarse que las declaraciones de Otegi”. 

Presiones al PP 

Sobre las negociaciones para reformar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con el Partido Popular, Iglesias quiso ser claro y aseguró que “no nos va a quedar más remedio que aprobar la ley”, en referencia a la propuesta registrada por PSOE y Podemos para cambiar el sistema por mayoría de elección de los jueces.

Minutos antes, la portavoz popular, Cuca Gamarra, insistió en que el acuerdo entre ambos no está cerca. Desde el PP busca asegurarse que se cumple su condición de excluir a Podemos de este acuerdo. Algo a lo que Iglesias se niega y sigue presionando con publicar la norma acordada en el Congreso. 

“No nos va a quedar más remedio que cambiar la ley, que es una cosa bastante sensata. Lo que no podrá pretender el PP es que no se vaya a renovar la cúpula del CGPJ porque nosotros les parezcamos unos terribles bolcheviques“, dijo Iglesias. 

Según Iglesias, la reforma propuesta es “sensata”, más allá del bloqueo popular. “Cuando se diseñó la norma estaba pensada para que un solo partido con mayoría absoluta no pudiera nombrar solo a todos los miembros del CGPJ. España ha cambiado mucho, ahora tenemos a muchos partidos representados en el Congreso de los Diputados y nadie tiene mayoría absoluta”, dijo el vicepresidente social.