Pfizer y BioNtech ganarán 9.800 millones de euros con su vacuna del coronavirus

Los desarrolladores tratarán de comercializar 1.300 millones de dosis en todo el mundo si obtienen la aprobación de los reguladores sanitarios

La carrera internacional por la vacuna del coronavirus no solo supondrá un importante avance para la contención de la pandemia en todo el mundo, también llenará las arcas de los desarrolladores que primero logren lanzarla en el mercado. La farmacéutica estadounidense Pfizer y la empresa de biotecnología alemana BioNtech recaudarán cerca de 9.800 millones de euros si logran el visto bueno definitivo a sus ensayos clínicos. 

Los analistas del banco de inversión estadounidense Morgan Stanley han calculado esta gran cantidad de beneficios en función de el precio aproximado que cada inyección tendrá. En Estados Unidos ya se cerró una venta anticipada de las 100 primeros millones de dosis con un valor de 19,5 dólares (16,5 euros) cada una. El dinero total se lo repartirán a partes iguales entre ambos, según ha publicado The Guardian.

Pfizer ha tratado la investigación de la vacuna como uno de sus grandes proyectos empresariales, evitando cualquier impulso económico estatal que le pudiese condicionar. Por esa razón, se ha negado a participar en el programa Operation Warp Speed que el Gobierno de Donald Trump puso en marcha para financiar investigaciones sobre la vacuna.

BioNtech sí que ha recibido una aportación económica por parte del Gobierno de Alemania de 375 millones de euros para acelerar el proceso de investigación del antígeno. Además ha accedido a un préstamo de otros 100 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para financiar el proyecto.

Los desarrolladores sacarán la vacuna por debajo del precio del mercado

A pesar de las especulaciones de los analistas, Pfizer y BioNtech todavía no han anunciado el precio exacto que tendrá la vacuna en cada uno de los países. El director de estrategias de la firma alemana, Ryan Richardson, ha explicado que el coste será por debajo del valor que rige habitualmente en el mercado farmacéutico.

Además, modularán su precio en función de la región de destino con el objetivo de garantizar que los gobiernos de los países en vías de desarrollo también puedan acceder a la vacuna, si finalmente recibe luz verde de todos los reguladores sanitarios internacionales.

España recibirá 20 millones de dosis

La Unión Europea ha cerrado un acuerdo con los desarrolladores para adjudicarse un contrato de 300 millones de dosis que se repartirá entre todos los países miembro. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha informado de que a España le corresponderán a principios de año un total de 20 millones de unidades para inmunizar a 10 millones de personas, ya que son necesarias dos inyecciones por cada individuo.

Si Pfizer y BioNtech establecieran el mismo rango de precios que el que han cerrado con Estados Unidos, España tendría que desembolsar una cantidad aproximada de 330 millones de euros. Es un tercio de la partida que el Gobierno de Pedro Sánchez ha destinado a la adquisición de vacunas en el proyecto del Presupuesto General del Estado.

Queda pendiente saber si España podrá disponer de una partida mayor de ese prototipo de la vacuna a lo largo del 2021.  Las farmacéuticas se han comprometido a poner en el mercado internacional un total de 1.300 millones de dosis en el próximo año. La Unión Europea también ha reservado cientos de millones de unidades de los prototipos de Astrazeneca, Sanofi o Johnson & Johnson. Pero todos tienen que recibir antes la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento.