Podemos ve “un brazo policial de la derecha” en el golpe a Tsunami

Podemos sospecha que existe un intento de desestabilizar al gobierno de coalición

Unidas Podemos pide explicaciones sobre la operación que tiene en su punto de mira a los cerebros de Tsunami Democràtic, la plataforma que estaba detrás de buena parte de las protestas sociales del independentismo catalán tras las sentencia del Tribunal Supremo del 1-O, y a empresarios que podrían haber participado en la financiación de los costes de Carles Puigdemont en Bélgica.

El presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, sospecha que “un brazo policial de la derecha” trabaja contra el Gobierno a la hora de investigar el desvío de fondos públicos a Bélgica para financiar la estancia del expresidente Carles Puigdemont en el país.

“Nos preocupa que pueda existir un brazo policial de la derecha que trabaje en contra del Gobierno de coalición. Tenemos ya antecedentes de esto, como la policía patriótica, la ‘Kitchen’ y, por eso, nos preocupa que haya sectores en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que tengan un sesgo político y que puedan actuar en contra del Gobierno”, dijo Asens en rueda de prensa este jueves mientras se celebra el pleno que aprobará el estado de alarma en el Congreso. 

La conexión con Putin, “el hazmerreír de Europa”

Según el dirigente de Podemos, ya es casualidad que esta operación se esté desarrollando a la vez que los partidos se encuentran negociando con el Gobierno los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y asegura que “somos el hazmerreír de Europa”, quitando credibilidad a las informaciones contenidas en el auto que reflejan que Putin ofreció 10.000 soldados a Puigdemont para hacer efectiva la DUI, según el juez. 

Por su parte, la CUP insiste en que la operación “no se guanta por ninguna parte”. El diputado Carles Riera afirmó este jueves que las detenciones practicadas en Cataluña por la Guardia Civil constituyen “una operación policial y mediática construida por las cloacas del Estado”, en la que “se mezcla un relato inventado de corrupción e independentismo”.

El diputado de la CUP cree que la operación tiene como finalidad “construir el relato de que el independentismo es un movimiento criminal y mafioso” y que forma parte “de la represión contra el independentismo” generada desde el Estado, el mismo con el que estos días se encuentra negociando los Presupuestos en el Congreso de los Diputados. 

La CUP rechaza que pueda haber “desviación y fraude de fondos públicos hacia actividades que no corresponden”, y ha añadido que “hay que impedir” que estos recursos “vayan a parar a la financiación ilegal de partidos o entidades”.

La causa sigue abierta 

El Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona será el encargado de dirigir esta macrocausa que incluye un amplio abanico de delitos, que va desde la malversación de caudales públicos, al blanqueo de capitales, pasando por la prevaricación, el tráfico de influencias, el cohecho o los desórdenes públicos.

Tsunami Democrátic es la plataforma que estuvo detrás de la coordinación de algunos actos de protesta tras el juicio del procés, que desencadenaron disturbios en las inmediaciones de la comisaría de la Via Laietana o en el aeropuerto de Barcelona. 

La investigación comenzó en 2016 a raíz de una presunta malversación de capitales de la Diputación de Barcelona para inyectar dinero en la causa independentista. Se sirvieron para ello de supuestamente de fundaciones y empresas del entorno de la antigua Convergencia Democrática de Catalunya (CDC), origen de la actual JuntsxCat.