Podemos sube la apuesta y pide introducir el asturiano y el aragonés en la Ley Audiovisual

Los morados pretenden incluir cuotas de asturiano y aragonés en la Ley Auiovisual antes de que Sánchez la envíe a Bruselas y el PSOE lo rechaza

La diputada de Unidas Podemos Sofía Fernández Castañón ofrece una rueda de prensa antes de la Junta de Portavoces celebrada en el Congreso de los Diputados en Madrid, este miércoles. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Unidas Podemos se sube al carro de la Ley Audiovisual y presiona a Pedro Sánchez para que también imponga a las plataformas la producción de contenidos en asturiano y aragonés. Los morados suben la apuesta de ERC, quien se ha salido con la suya consiguiendo que plataformas como Netflix tengan que producir el 6% del contenido audiovisual en las lenguas cooficiales, catalán, vasco y gallego.

En el PSOE, según ha podido saber Economía Digital, ya han puesto el grito en el cielo y alegan que tanto el asturiano como el aragonés «no son lenguas cooficiales». Los socialistas critican que su socio de Gobierno insista en reabrir un trato que cerrado con ERC para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Entre otras cosas porque la Ley Audiovisual ya estaba cerrada con Bruselas y tras el acuerdo del Ejecutivo con los republicanos tiene hasta diciembre para dar parte de nuevo y volver a cerrarla con la Comisión Europea. Los morados aprovechan y antes de que envíen cualquier documento a Bruselas insisten a los socialistas en introducir también estas dos lenguas.

«Ya sabemos que no son lenguas cooficiales, pero sí que tienen reconocimiento legal como lenguas propias y por eso queremos incluirlas», explican desde la formación de Ione Belarra. Es decir, que tanto el asturiano como el aragonés están reconocidos y protegidos «por sus estatutos de autonomía y varias leyes«, insisten.

Desde Podemos añaden que «ya hemos hablado con el PSOE y esperamos que tengan en cuenta la propuesta y se incluya», señalan a Economía Digital.

Los diputados de Unidas Podemos Sofía Castañón y Enrique Santiago dan una rueda de prensa este miércoles en el Congreso de los Diputados para explicar el plan de trabajo que registra Unidas Podemos para la Comisión de investigación sobre la trama Kitchen. EFE/J.J. Guillén
Los diputados de Unidas Podemos Sofía Castañón y Enrique Santiago dan una rueda de prensa este miércoles en el Congreso. Foto: EFE/J.J. Guillén

Asimismo, exigen que las plataformas incluyan contenidos doblados o subtitulados a estos idiomas. Un asunto que desde el Gobierno lo han paliado, en el pacto con ERC, creando incentivos como un impuesto del 5% para la producción audiovisual, del que el 10% será para fomentar la producción audiovisual en lenguas cooficiales. «No se pueden aumentar estas partidas», responden tajantes en el PSOE.

La portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso, la asturiana Sofía Castañón, avanzó que, por el momento, lo que se ha alcanzado es un acuerdo específico «entre algunas fuerzas políticas».

Los morados suman a los socios de investidura del Gobierno para presionar la semana que viene a Sánchez y así se incluya su propuesta en el documento que se envíe, posteriormente, a Bruselas.

Ley Audiovisual y un fondo de 10,5 millones

Los republicanos arrancaron este jueves a Pedro Sánchez la Ley Audiovisual y un fondo, incluido a última hora, de 10,5 millones de euros para promocionar obra audiovisual en catalán, vasco y gallego. Un fondo que ya eliminó el Partido Popular y que Sánchez recupera a cambio del ‘sí’ de ERC y EH Bildu a las cuentas públicas.

Un fondo ‘sorpresa’, como así lo denominaron las fuerzas de la oposición al enterarse por la prensa de que habían introducido esa enmienda, que se une a la Ley Audiovisual. Pero además de la de Podemos habría más quejas para que se modificasen las condiciones antes de enviarle la norma a Bruselas.

Plataforma per la Llengua tachó este viernes de «insuficiente» el acuerdo sobre la futura norma y ha pedido que se revise. Para la entidad, el acuerdo supone «un paso hacia adelante respecto a la situación actual» pero no normaliza el doblaje en catalán en las plataformas, según afirman en un comunicado conjunto con la Asociación de Actores y Directores Profesionales de Cataluña (AADPC).

Ambas entidades piden que la promoción de las producciones propias en catalán «no se limite a una cuota de exhibición obligatoria en los catálogos» y exigen una mayor inversión anual en contenido nuevo y que la cuota del acuerdo sea superior al 6% pactado. Desde esta entidad también piden a ERC que vuelvan a hablar con Sánchez para intentar mejorar la propuesta.

Desde el Gobierno no se han querido pronunciar ante preguntas de Economía Digital y se mantienen en lo pactado hasta el momento con ERC. Tampoco han querido entrar sobre la petición de su socio de Gobierno, Unidas Podemos.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña