El PSOE mantiene el pulso a Podemos con la ley Trans y confía en que negocien sobre los menores

La mirada de los socialistas no se circunscribirá únicamente a Unidas Podemos: también sondearán al PP para luchar sus enmiendas

La ministra de Igualdad, Irene Montero. EFE/ J.C. Hidalgo

Las tensiones entre los socios del Gobierno, aunque ahora más subyacentes, continúan de cara al último mes del año. Las negociaciones para el paquete de leyes sociales a aprobar antes del 31 de diciembre han continuado en las últimas horas y no sobre un texto cualquiera: el pulso sobre la ley Trans sigue hacia delante aunque de manera velada.

Al menos, así se ha deducido de la ponencia de la Comisión de Igualdad encargada de analizar el proyecto de ley trans, que se cerró este miércoles sin acuerdo en el punto que enfrenta a PSOE y Unidas Podemos: la enmienda socialista que plantea que un juez tenga que autorizar el cambio de sexo registral de los menores de 16 años. Lo que para unos no era más, según las fuentes consultadas en ambas formaciones por Economía Digital, que un «trámite de trabajo ordinario y tranquilo», «mucho más agradable de lo que pensábamos», en opinión de los socialistas, para los otros se trataba más de una sesión de trabajo «intensa».

Porque sí, la tramitación continúa, pero entre los planes del PSOE, más allá de llegar a un acuerdo y aprobar el texto antes de final de año, está la negociación sobre los menores de 16 años. «Confiamos en ello y vemos más predisposición. Creemos que es posible», insisten desde el PSOE, aunque la mirada de los socialistas no se circunscribirá únicamente a Unidas Podemos: también sondearán al PP.

Qué quiere el PSOE

El PSOE tiene un plan y es no bajarse de sus enmiendas. De momento, siguen vivas y se trabajarán de cara a la comisión. La más importante es la relativa a la autorización judicial sobre el cambio de sexo registral en los menores de 16, pero no es la única.

Las más relevantes y que articulan la acción de los socialistas son la relativa la reversibilidad del cambio de sexo autorizada por un juez y la que pide modificar el artículo 65 para eliminar de su título la violencia intragénero (la que tiene lugar dentro de la pareja LGTBI).

Pero en Unidas Podemos no se ve tan claro, a pesar de que han concedido este tanto. «Nuestra posición es clara, queremos que el trámite parlamentario sirva para mejorar la Ley, en ningún caso retroceder en el texto que ha salido del Consejo de Ministros«, adujo Sofía Castañón, portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Igualdad, a la salida.

En qué punto está la ley Trans

El proyecto de ley llegó al Congreso tras arduas negociaciones en el seno de la coalición de Gobierno. Éste abre la puerta al cambio de sexo en el registro sin necesidad de informes médicos o tratamientos hormonales desde los 12 años y exige la intervención del juez cuando el menor tenga menos de 14 años.

De los 14 a los 16 basta con la asistencia de padres y tutores y a partir de los 16 no se fijan requisitos, pero el grupo parlamentario socialista registró una enmienda en la que propone que la autorización del juez sea necesaria hasta los 16 años.

El calendario por delante es «ágil», según el PSOE. Se convocará la Comisión de Igualdad para el día 12 de diciembre con las enmiendas vivas y se votará, finalmente, en el último pleno de diciembre antes del descanso de las Cortes en enero.