La restauración explota contra la Generalitat: “Están hundiendo la economía”

Bares y restaurantes denuncian que las medidas del Govern interino de Pere Aragonès ignoran el "sufrimiento" de autónomos y empresas

La restauración explota de indignación contra la Generalitat. Tras una reunión con la consellera de la Salut, Alba Vergès, y el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, donde se les ha avanzado que el Procicat prevé alargar diez días más el cierre de bares y restaurantes, el gremio ha criticado el “esperpento” de gestión sanitaria con ayudas al sector y han acusado al Govern de “perder cualquier tipo de vínculo con el mundo real”. 

La restauración, que no entiende por qué se mantienen las restricciones con el mismo grado de dureza que hace un mes cuando los datos han mejorado, y ha criticado la falsa retórica del Govern: “La consellera Vergés ha insistido en trasladarnos todo el calor. Más allá de la retórica, la realidad es que los restauradores nos sentimos abandonados”. 

Además, han recordado que la Generalitat les aseguró en una reunión el pasado 14 de octubre que el cierre sería una medida “muy drástica pero concentrada en el tiempo”: “Se nos pidió un esfuerzo de 15 días”. La restauración ha recordado que el cierre se aproximará a los 40 días con la última prórroga de la Generalitat. 

El gremio: “Se está hundiendo la economía”

Pese a que la Generalitat les ha asegurado que el cierre es “el camino correcto”, los hosteleros discrepan: “Se está hundiendo la economía y, por tanto, no se está llevando a cabo una gestión satisfactoria de la pandemia y de la crisis económica que se ha derivado”. 

El gremio ha puesto como ejemplo al gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que ha conseguido frenar el ritmo de contagios haciendo un equilibrio entre economía y salud: “El ejemplo de la comunidad de Madrid, además, demuestra que es posible doblegar la curva sin frenar las actividades económicas”. Además, han acusado al gobierno presidido interinamente por Pere Aragonès de ignorar “el sufrimiento de los autónomos y las empresas”. 

“En la línea con el conseller de Empresa y Conocimiento, Ramon Tremosa, alertamos que no podemos tardar ni un día más en reactivar la economía. No obstante, seguimos creyendo que el retome de la actividad tiene que incluir el interior del establecimiento y la terraza, y también un horario amplio que comprenda las diferentes comidas”, han asegurado. 

El Govern prevé una desescalada lenta

El Procicat ha aprobado este jueves la prórroga de las medidas anti-covid establecidas diez días mas y han anunciado que se podrán relajar a partir del próximo 23 de noviembre. El organismo se ha mantenido así pese a las presiones de los sectores económicos afectados, y también ante la petición de 17 alcaldes del Baix Llobregat y de l’Hospitalet –todos del PSC– que habían pedido la reapertura de bares y restaurantes. 

Las nuevas medidas aprobadas zanjan la polémica de la Sagrada Familia, con un 30% de aforo en los aforos religiosos y con un tope de 100 personas por recinto. Además, también se ha prorrogado el confinamiento nocturno y el confinamiento perimetral de fines de semana. Miquel Sàmper ha asegurado que el toque de queda nocturno “va para largo”. 

El Govern, que prevé una desescalada muy lenta para evitar una crecida de casos parecida a la que se vivió tras la salida del confinamiento en la primera ola, permitirá en la primera fase del regreso a la normalidad que se retomen las actividades en el exterior y que se permita la apertura de terrazas en los bares y restaurantes.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.