RNE sufre la peor caída de todas las radios en plena crisis de RTVE

Radio Nacional pierde casi 200.000 oyentes en los meses en los que la cúpula de RTVE provocó un goteo de ceses y dimisiones en la casa

Más malas noticias para Rosa María Mateo y Enric Hernández, administradora única provisional y director de información y actualidad de Radio Televisión Española (RTVE), respectivamente.

Radio Nacional (RNE) ha sufrido en los últimos meses la peor caída de todos los medios radiofónicos del país, dejándose en el camino casi 200.000 oyentes.

Así lo revela la tercera oleada del Estudio General de Medios (EGM) de 2020, aunque en la práctica es la segunda del año porque la que iba a ser la segunda fue suspendida a raíz de la pandemia del coronavirus.

Así las cosas, en la comparativa entre esta y la primera ola del año —publicada el pasado abril— RNE ha perdido 190.000 oyentes y firma una audiencia media de poco más de un millón de personas.

Se trata de una caída de más del 15% en seis meses en los que en toda RTVE en general, y en RNE en concreto, se ha vivido una serie de crisis.

Una de ellas, precisamente, a cuenta de la batería de ceses, dimisiones y nombramientos impulsada por Hernández tanto en la televisión como en la radio pública, lo entre primavera y verano que desató el enojo de sus respectivos consejos de informativos.

Ceses y dimisiones en RNE

En julio, el consejo de informativos de RNE afirmó que asistía “con preocupación” a la destitución de la entonces directora de la radio, Paloma Zuriaga, y del director de informativos, Raúl Heitzmann, así como la dimisión de la directora de los centros territoriales de RTVE, Cristina Ortíz, y de la subdirectora, Alejandra Martínez. El cese de Zuriaga provocó también la dimisión del director de Radio 5Fernando Martín.

El consejo dijo entonces que los ceses de Zuriaga y Heitzmann se debieron a “desavenencias” con Enric Hernández y expresó su rechazo a nombramientos que se hacen “por motivos distintos de los profesionales”.

Rosa María Mateo, en una comparecencia en el Senado en agosto, defendió que “estos nombramientos permitirán mejorar la calidad de nuestra oferta y lograr una mayor complicidad con la audiencia”.

Los cambios en RNE (Mamen del Cerro fue nombrada directora de informativos en julio, e Ignacio Elguero sustituyó a Zuriaga en la dirección de RNE y creó una nueva dirección ese mismo mes) no han conseguido lo deseado por Mateo y Hernández, toda vez que es la radio que más sufre en un periodo en el que el medio radiofónico español ha perdido 462.000 oyentes, según el EGM publicado este miércoles.

Las otras radios de RTVE también caen

El marcado declive de RNE en los últimos meses contrasta con la subida de la Cadena SER, que ganó 241.000 oyentes, y de la Cope, que sumó 20.000 receptores más.

Por su parte, Onda Cero, la tercera radio del país, ha perdido 7.000 personas de audiencia, y las radios catalanas Rac 1 y Catalunya Ràdio se han dejado en conjunto casi 60.000 oyentes.

Las radios de RTVE no levantan cabeza por donde se les mire. Ràdio 4, que emite en Cataluña y Andorra, está casi al final del ránking de cadenas generalistas tras perder 3.000 oyentes con respecto al primer trimestre, situándose en apenas 8.000 de media durante esta tercera ola.

En cuanto a las cadenas temáticas, Radio 3 de RNE ha perdido 67.000 oyentes hasta quedar en 384.000, lo que le convierte en la décima más escuchada del formato.

Las noticias tampoco son buenas para los principales programas de la radio. Por ejemplo, Las mañanas de RNE se ha dejado 188.000 oyentes en los últimos meses; si al principio del año rozaba el millón de espectadores, ahora apenas supera los 800.000.

En la franja de la madrugada, Gente despierta ha caído en 62.000 oyentes, y los fines de semana No es un día cualquiera es escuchado por entre 100.000 y 300.000 personas menos.

La audiencia, una de las crisis de RTVE

Si la radio pública dirigida por Mateo y Hernández vive una auténtica decadencia, la televisión tampoco es ajena a la tendencia bajista de RTVE

El grupo —que tiene los canales La 1, La 2, 24 Horas, Teledeporte y Clan— firmó en noviembre una cuota colectiva de pantalla del 15%, poco más de la mitad que Mediaset (un 29%) y más de diez puntos por debajo de Atresmedia (casi el 27%).

No es la única crisis de la corporación pública. El concurso público para elegir un nuevo consejo de administración de RTVE está bloqueado desde hace dos años y medio, casi la misma cantidad de tiempo que tiene Mateo de actuar como administradora provisional única nombrada por el primer Gobierno de Pedro Sánchez. Todos los sindicatos y consejos de informativos, así como muchos trabajadores, exigen que el concurso se reative.

A estos problemas se suma uno que ha sido característico de la gestión de Hernández y avalado por la propia Mateo: la creciente externalización de programas en la cadena pública.

El más escandaloso ha sido el informativo de Jesús Cintora en La 1, Las cosas claras, que tiene una redacción paralela y que ha sido denunciado por la mayoría de los sindicatos de la casa. Mateo no ha cedido a la presión y ha defendido este tipo de coproducciones.