Rosa María Mateo (RTVE) defiende a Cintora: entretiene más que informa

La administradora única de RTVE justifica la "externalización parcial" del programa 'Las cosas claras' porque "no es un programa informativo"

La administradora provisional única de RTVE desde julio de 2018, Rosa María Mateo | RTVE/Archivo

La administradora provisional única de RTVE desde julio de 2018, Rosa María Mateo | RTVE/Archivo

La máxima responsable de Radio Televisión Española (RTVE) ha calificado este jueves Las cosas claras —el nuevo programa de Jesús Cintora en La 1— como un formato de “infoentretenimiento”, como se define a los “programas en los que coexisten información y entretenimiento”, con “preponderancia” de lo último.

Rosa María Mateo, administradora única del ente de forma provisional desde hace más de dos años, ha defendido así la externalización de parte de la producción del espacio conducido por Cintora, que la mayoría de los sindicatos de la casa han decidido llevar ante la justicia al considerar que vulnera el mandato marco de la corporación.

A pesar de que la ley señala que RTVE “no podrá ceder a terceros la producción y edición de los programas informativos” —como han recordado recientemente el consejo de informativos, trabajadores y sindicatos—, la jefa de la empresa pública, en una comparecencia en el Senado, ha asegurado que ello no aplica a Las cosas claras porque “no es un programa informativo“.

Cintora fue cesado hace un lustro de Las mañanas de Cuatro y Mediaset argumentó en aquel entonces que la cadena tenía el objetivo de “informar, que no formar” a los espectadores. En La 1 de TVE, el periodista tiene la misión de entretener más que de informar, según la propia Mateo.

Mensaje del consejo de informativos de TVE, crítico de la externalización de ‘Las cosas claras’

Las cosas claras, “magacín de actualidad informativa”

Mateo se ampara en los artículos 23 y 35 del mandato marco de RTVE para decir que “pueden existir magazines de actualidad que aunque tengan contenidos políticos no se consideran programas informativos”, pese a que esos enunciados no dicen literalmente eso ni indirectamente lo sugieren.

El artículo 23 dice que “RTVE otorgará prioridad a la información” y que deberá diferenciar entre información y opinión. Y el artículo 35 establece que la producción interna de los informativos debe ser del 100%, la de los programas generalistas del 60%, y la del resto de espacios (entre ellos los magazines) del 55%.

No obstante, la veterana periodista ha insistido en que “Las cosas claras es un magacín de actualidad informativa, no es un programa informativo”, entendiendo así que “por eso no estamos obligados a que sea cien por cien de producción interna”.

El conductor de 'Las cosas claras', Jesús Cintora, en la primera edición del informativo, el 16 de noviembre de 2020. El nuevo programa de La 1 de TVE verifica datos con 'Maldita.es' e ignora el propio servicio para desmentir bulos de la cadena pública |
El conductor de ‘Las cosas claras’, Jesús Cintora, en la primera edición del programa, el 16 de noviembre de 2020 | RTVE/Archivo

Los periodistas, externalizados; el plató, de la casa

La corporación ha contratado a Lacoproductora, empresa del cofundador de La Sexta, José Miguel Contreras, para colaborar en la producción del programa de Jesús Cintora. Rosa María Mateo ha precisado ante el Senado qué partes del programa están a cargo de Contreras y qué partes son responsabilidad de RTVE.

“La productora de Las cosas claras aporta presentador, director, contertulios, redacción, reporteros, equipos ENG, grafismos, realidad aumentada, edición de vídeo, escenografía, decorado, cabeceras y rótulos”, ha revelado la administradora única del ente.

“La corporación, por su parte, aporta plató, medios técnicos y personal de operación de plató, equipo de realización, equipo de producción de medios, documentación y material audiovisual, director adjunto, despachos de producción y sistemas de redacción digital”.

Una información difundida este jueves en ‘Las cosas claras’, en La 1 de TVE

La externalización “es habitual” en RTVE

Ante preguntas de los grupos parlamentarios PSOE, PP y Vox sobre la polémica externalización parcial de Las cosas claras, Mateo ha justificado que el régimen de corproducción “es habitual en RTVE” y ha asegurado que tanto hay “muchos ejemplos actuales” como de la etapa anterior a su mandato.

Sobre los procedimientos para determinar qué se externaliza y qué se hace con producción propia, ha asegurado que, “al poner en marcha una producción con la colaboración de una productora externa, se analiza la idoneidad de los recursos de la corporación”.

“Este debate no es nuevo. Ya surgió en la etapa anterior a mi mandato, con el espacio Así de claro del señor [Ernesto] Sáenz de Buruaga. Entonces, los responsables de la corporación también lo calificaron como un magacín de actualidad informativa”, ha añadido.

Y ha concluido que, “para reforzar la producción propia y de proximidad” —como reclaman trabajadores, sindicatos y grupos de profesionales de RTVE— es necesario “un modelo estable de financiación”. Como suele hacer cuando participa en la comisión de control al ente público, Mateo ha aprovechado para pedir “más medios económicos y renovar la plantilla”.