Sánchez y Ayuso resucitan su batalla sobre la pandemia para hacer campaña

La gestión de la pandemia, la campaña de vacunación o los controles de los aeropuertos embarran el debate político entre socialistas y populares a un mes de las elecciones de Madrid

Isabel Díaz Ayuso y Pedro Sánchez han protagonizado algunos de los enfrentamientos políticos más duros sobre la pandemia del coronavirus en el último año. Los grupos técnicos de trabajo entre las dos administraciones se convirtieron a mediados de 2020 en el escenario para los cruces de declaraciones y las críticas feroces. Tras un periodo de calma tensa, ahora ha vuelto la tempestad. La precampaña madrileña ha colocado de nuevo frente a frente sus posiciones antagónicas sobre el control de la Covid-19.

Ha sido el presidente del Gobierno el que ha abierto la puerta con las primeras críticas. Sánchez ha utilizado un acto de campaña de Ángel Gabilondo para reprochar a la líder popular su estrategia para hacer frente al virus, después de que la incidencia acumulada e la región haya subido hasta los 267 contagios por cada 100.000 habitantes, el segundo peor registro del país. E incluso ha echado por tierra su lema de campaña: “Libertad es todo menos este desmadre de hacer circular el virus”, ha clamado.

“Madrid ostenta los siguientes récords”, ha comenzado Sánchez, antes de hacer un repaso sobre los contagios, los fallecimientos en las residencias de la tercera edad o la lentitud en la campaña de vacunación del Gobierno de Ayuso, que solo ha administrado la inyección al 68% de los mayores de 80 años, frente a la media nacional del 75%.

Con todos esos argumentos sobre la mesa, el secretario general del Partido Socialista, ha clamado contra la “demagogia” de la presidenta madrileña por haber calificado como “modélica” su gestión de la pandemia desde que arrancó en marzo la crisis sanitaria de la Covid-19. “Es la única región en España que no ha entregado ni un céntimo de euro al sector hostelero”, ha agregado.

Sánchez ha resucitado incluso algunas de las líneas básicas de la oposición en la Comunidad de Madrid de las últimas legislaturas, como las críticas por los recortes en Sanidad Pública durante la crisis financiera internacional o el incremento de las listas de espera para las operaciones quirúrgicas. Dos factores sanitarios que ahora se han colado de nuevo en el debate por el avance de la pandemia.

“¿Qué es un Gobierno de la Plaza de Colón? La receta tiene varios ingredientes: injusticia social, corrupción, demagogia y ultraderecha, todo ello espolvoreado con una capa abundante de transfuguismo”, ha sentenciado

Ayuso contraataca con críticas por la gestión del Aeropuerto de Barajas

Isabel Díaz Ayuso no ha tardado en ofrecer la réplica. La presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid ha contraatacado a través de su cuenta oficial de Twitter con una crítica por la gestión de los controles en los aeropuertos desde que comenzó la pandemia. “¿Quién explica lo del desmadre? ¿Aquel que sigue sin controlar Barajas?”, ha contestado.

La líder popular ha repetido uno de sus argumentos habituales desde que arrancó la crisis sanitaria. Culpa al Ministerio del Interior de la falta de mecanismos de control para impedir la entrada en el país de personas contagiadas de la Covid-19, especialmente en los vuelos procedentes de países de riesgo. Sus peticiones de controles se incrementaron cuando se descubrieron los primeros casos de la variante británica. Justo por Barajas accedieron los dos primeros casos confirmados en España.

En el inicio de la Semana Santa, el Partido Popular había vuelto a insistir en sus reproches para pedir al Gobierno de Pedro Sánchez que garantizase los controles para revisar que todos los ciudadanos que ingresen en el país por el aeropuerto de la capital porten la prueba PCR negativa que es obligatoria.

Ayuso ha acompañado sus críticas con una frase de la hemeroteca, poniendo sobre la diana las declaraciones optimistas de Pedro Sánchez cuando finalizó la primera oleada de contagios de la Covid-19. “Pedro Sánchez, julio 2020: ‘Hemos vencido al virus y controlado la pandemia’. Fin de la cita”, ha expresado.

El nivel de las críticas entre los dos políticos recuerda a los momentos más tensos del 2020, cuando el Gobierno de Pedro Sánchez llegó a decretar de forma unilateral el cierre de la Comunidad de Madrid, ante la negativa de Ayuso de bloquear la movilidad en la región. Un debate tenso que encendió a los miembros de los dos ejecutivos.