Tezanos cambia el método del CIS para inflar el resultado de Illa y de ERC

La consultora Redlines concluye que el CIS de Tezanos ha sobrerrepresentado el voto de PSC y ERC. Economía Digital accede en exclusiva a los cálculos del método anterior a Tezanos

El candidato del PSC a las elecciones catalanas, Salvador Illa, durante el último comité federal del PSOE organizado desde Barcelona

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), presidido por José Félix Tezanos, infló los resultados del PSC y de ERC en su reciente encuesta sobre las elecciones catalanas, mientras que rebajó los de Junts per Catalunya, según ha concluido la consultora especialista en campañas electorales Redlines, dirigida por César Calderón.

Con los métodos que usó el CIS usó en la encuesta previa a las elecciones catalanas de 2017, el PSC habría logrado un 20,8% del voto —y no el 23,9% que Tezanos estimó en su último estudio— mientras que ERC debería conformarse con el 19,4% en vez del 20,6% otorgado.

Junts per Catalunya, en cambio, obtendría el 18,5% del voto —y no el 12,5% que el CIS proyectó—.

“Esto es muy sencillo de explicar. El CIS de Tezanos ha cambiado la cocina que y ha sobrerrepresentado el voto del PSC hasta disparar su victoria. Hay más datos que llaman la atención, pero este es uno de ellos”, explican en la consultora Redlines.

En realidad, no únicamente el PSC se beneficia del método aplicado en esta última encuesta del CIS, sino que también lo hacen ERC (+1,2%), Comuns (+3%) y Vox (+0,8%)

El método de 2017 del CIS vs el método de Tezanos

CISEstimación Redlines* Diferencia
PSC23,90%20,80%3,10%
ERC20,60%19,40%1,20%
JxCat12,50%18,50%-6,00%
Cs9,60%11,40%-1,80%
Comuns9,70%6,70%3,00%
CUP6%6%0%
PP5,80%6,60%-0,80%
Vox6,60%5,50%1,10%
*Estimación realizada por Redlines con los datos del CIS

Mientras el CIS premia a PSC, ERC, Comunes y Vox, castiga al resto de formaciones, en particular a Junts per Catalunya. También Ciudadanos y PP salen perjudicados de los cálculos de Tezanos.

Los populares de Alejandro Fernández sufren, nada más y nada menos, que un sorpasso a manos de Vox cuando el método que empleó el CIS en 2017 indica lo contrario.

La “mala praxis” del CIS

La consultora Redlines sospecha que ha habido “mala praxis” en la realización de este trabajo demoscópico del CIS. “Tenemos dudas, por ejemplo, respecto a que se haya ofrecido la posibilidad de responder la encuesta en catalán, que es una variable importante a la hora de estimar el voto independentista. Nuestra opinión es que este voto está infrarrepresentado”, dicen en la consultora.

La mayoría de partidos políticos recibió con enorme escepticismo las conclusiones del CIS, puesto que, entre otras cosas, Tezanos basó sus estimaciones en una tasa de participación muy alta (67%).

La cifra resulta inverosímil para la mayoría de partidos, puesto que si algo provoca la pandemia es ahuyentar a los electores de las urnas por miedo a contagiarse en aglomeraciones.

El dato del 67% de participación está por debajo de las cotas alcanzadas en 2017 (79,09%) y 2015 (74,95%), cuando el procés alcanzó su momento más algido, pero está bastante por encima de la media histórica de las elecciones autonómicas (en torno al 60%).

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.