TV3 hinchó la presencia de Junts per Catalunya en antena durante la campaña del 14-F

Los consellers críticos del CAC, el órgano regulador de TV3 y Catalunya Ràdio, advierten que los medios públicos catalanes no respetaron la proporcionalidad de los resultados obtenidos en 2017

La candidata de JxCat el 14-F y actual presidenta del Parlament, Laura Borràs, en una entrevista en TV3 / CCMA

La pluralidad de TV3 vuelve estar en entredicho. Pese a que el informe del Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC) ha avalado la cobertura de TV3 y Catalunya Ràdio en las elecciones catalanas, los consellers críticos de este órgano regulador ponen en tela de juicio su imparcialidad durante el 14-F.

La consellera Carme Figueras –que ha votado a favor pese a consideraciones– ha alertado de la trampa con los tiempos de palabra, que el CAC vende como pluralidad. Los resultados reflejan que todas las formaciones tuvieron un tiempo similar, en lugar de haberse repartido en función de las elecciones autonómicas de 2017, como marca la LOREG.

Junts per Catalunya, como partido extraparlamentario declarado “grupo político significativo” por la Junta Electoral, tenía que recibir un tiempo inferior al partido con menos representación (el PP consiguió el 4,24% en 2017). La igualación de tiempos provocó que el Pdecat, segunda fuerza al ser suyos los derechos electorales, quedara infrarrepresentada.

Cuadro donde se aprecia el tiempo dedicado a cada partido en función de la cadena analizada
Cuadro donde se aprecia el tiempo dedicado a cada partido en función de la cadena analizada

Catalunya Ràdio tampoco mantuvo esa proporcionalidad. Los datos reflejan que Junts obtuvo la misma presencia que Ciudadanos, la fuerza más votada en las pasadas elecciones, en la radio pública catalana (11,6%). También ERC, tercera fuerza, quedó por delante partido naranja (15,3%).

También Daniel Sirera alertó sobre esta cuestión. Junts per Cataluña copó un 10,2% del tratamiento informativo, frente a un Vox que únicamente cosechó el 1,7%. Ambos partidos eran entonces extraparlamentarios declarados “significativos”, por lo que merecían una cuota similar, que debía ser inferior a la del partido con menos representación en 2017.

Más tiempo a la prohibición de “presos políticos” que a las propuestas en Sanidad del 14-F

No es la única denuncia que ha hecho Sirera, el único que ha votado en contra del acuerdo. El miembro crítico del órgano regulador ha destacado que TV3 dedicó más tiempo a la decisión de la Junta Electoral de impedir las expresiones “presos políticos” y “exiliados” que a informar sobre las propuestas en Sanidad de cara al 14-F.

La televisión pública dedicó un total de 0:04:28h a este veto, que afecta directamente a TV3 y Catalunya Ràdio, donde las expresiones “presos políticos” y “exiliados” son de uso habitual entre algunos periodistas y colaboradores. El tiempo dedicado a propuestas económicas y sanitarias de los partidos fue de la mitad (0:02:04 y 0:01:58 respectivamente).

El veto de la Junta Electoral solo impedía usar la expresión “presos políticos” y “exiliados” durante la campaña electoral. El organismo entendía que este tipo de expresiones de valor subjetivo favorecían a unas opciones políticas –las independentistas– en detrimento de los demás partidos.

Una televisión acusada de parcial y sesgada

Carme Figueras también ha alertado de la falta de control sobre la pluralidad ideológica de la televisión. La consellera ha alertado de la falta de control sobre los enfoques y tertulias, sin que se haya analizado correctamente si se respetaban los principios de pluralidad e imparcialidad.

“Merece una especial mención lo que considero una falta de diligencia y de actuación por parte de la dirección de la CCMA ante las afirmaciones partidistas en las redes sociales, a veces incluso rayando el insulto, por parte de profesionales y colaboradores fijos de TV3 y Catalunya Ràdio”, remarca Figueras.

La consellera denuncia que aunque el organismo encargado de velar por la pluralidad informativa en campaña es la Junta Electoral, eso no significa que el CAC quede exento de sus obligaciones. Además, recuerda que este informe no analiza “los términos de imparcialidad, neutralidad y equilibro”.

Pone como ejemplo la emisión del polémico programa Està Passant, presentado y dirigido por Toni Soler. Este magazine trata temas políticos de actualidad en Prime Time y, a lo largo de la campaña electoral, “ha seguido satirizando (con más suavidad o más contundencia, según sus preferencias)” sobre las noticias relacionadas con elecciones y candidatos.