Un estudio demuestra que la vacuna de Pfizer es efectiva contra la cepa británica

Los científicos de BioNtech concluyen que no hay ninguna diferencia en la efectividad de la vacuna con respecto al coronavirus original

Personal sanitario manipula un vial de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNtech que se ha demostrado eficaz contra le cepa británica. EFE

Personal sanitario manipula un vial de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNtech que se ha demostrado eficaz contra le cepa británica. EFE

Los investigadores han comprobado de forma científica las hipótesis que mantenían los desarrolladores de la vacuna de Pfizer: su diseño también es eficaz para bloquear las infecciones de Covid-19 provocadas por la nueva cepa del virus que ha surgido en el sureste de Reino Unido.

Un equipo de investigación de los laboratorios BioNtech, los socios alemanes del proyecto de la vacuna, han concluido que el fármaco es capaz de bloquear la entrada de la variante, conocida científicamente como B.1.1.7. Los anticuerpos han funcionado con éxito en 16 pacientes, de los cuales la mitad tenía más de 55 años, según ha publicado Financial Times.

Los autores han afirmado que no han detectado “ninguna diferencia biológicamente significativa en la actividad de neutralización” entre los resultados de estas pruebas de laboratorio y las realizadas para frenar la cepa original de coronavirus, secuenciada en China en enero del 2020.

“La evolución en curso de Sars-Cov-2 requería un monitoreo continuo de la importancia de los cambios para mantener la protección de las vacunas actualmente autorizadas”, han agregado los científicos de BioNtech.

Los hallazgos son un balón de oxígeno ante la amenaza que representa esta nueva variante de la enfermedad que se transmite entre un 50 y un 74% más rápido y que ya está presente en cerca de 60 países de todo el mundo. Su impacto ha provocado el país británico alcance su pico máximo de fallecidos en un solo día con 1.610 decesos en apenas 24 horas.

Otras farmacéuticas como Moderna o Astrazeneca también se han lanzado a realizar pruebas para tratar de testar si sus vacunas son capaces de frenar el contagio de la cepa británica. Algo que sus creadores han vaticinado con éxito desde que apareció la amenaza sanitaria en Reino Unido.

La cepa de Sudáfrica despierta más dudas

La aparición de la cepa británica no es la única mutación que ha despertado las alarmas a nivel internacional. Las autoridades sanitarias han detectado al menos otras dos variantes nuevas que también presentan altos porcentajes de transmisibilidad. Han trazado su origen en Sudáfrica y en Brasil.

Mientras que la comunidad científica se apresuró para adelantar la efectividad de las vacunas contra la cepa de Reino Unido, han mostrado muchas más dudas para confirmar los datos con la variante que ha surgido en Sudáfrica.

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, en una comparecencia televisiva. EFE/ Nic Bothma

Un grupo de científicos locales advirtió que las vacunas podrían ser menos efectivas contra esta variante, denominada 501Y.V2, porque tiene una mutación adicional que afecta a la proteína pico del virus: el método que utiliza la enfermedad para propagarse por el organismo.

El asesor sanitario del gobierno sudafricano, Salim Abdool Karim, ya advirtió que había una diferencia notable en los anticuerpos por lo que no había una “evidencia empírica sobre si las vacunas son efectivas contra la variante”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.