Unos 200 bares de copas cierran cada día en España

La Federación Nacional de Empresarios de Ocio Nocturno reclama la aprobación inmediata de un plan de choque y rescate para evitar su destrucción

La pandemia de coronavirus exige una transformación de los negocios y una adaptación a las nuevas circunstancias. Y si un sector lo tiene difícil en este aspecto es el del ocio nocturno. En España cierran cada día alrededor de 200 bares de copas y discotecas en el contexto de una situación económica que los ha llevado a la desesperación. Estos locales llevan ocho meses con medidas y restricciones para frenar el virus, y muchos no ven más remedio que bajar la persiana de forma definitiva

Estos son los datos que arroja la Federación Nacional de Empresarios de Ocio Nocturno y Espectáculos, que este jueves ha convocado frente al Ministerio de Asuntos Económicos a trabajadores y empresas del sector para reclamar la aprobación inmediata de un plan de choque y rescate para evitar su destrucción.

“El ocio nocturno es la principal víctima económica de la crisis del coronavirus, a consecuencia del toque de queda impuesto en toda España”, ha criticado la organización en un comunicado. Por ello, exigen medidas económicas que permitan congelar la economía de unas empresas que mantienen unos gastos fijos que van de los 7.500 euros mensuales de los bares musicales, a los 25.000 euros de las salas de conciertos clubs y discotecas. A nivel sectorial, el gasto es de 150 millones de euros sin ningún tipo de ingresos.

“El ocio nocturno es la principal víctima económica de la crisis del coronavirus, a consecuencia del toque de queda impuesto en toda España”

De acuerdo con sus previsiones, de aquí al 31 de diciembre puede desaparecer el 69,3 % de las pymes del ocio y los espectáculos españolas. Es decir, más de 17.500 empresas, 200 diarias, y la destrucción de 140.000 puestos de trabajo. Hasta la primavera de 2021, sin el plan de choque puede caer el 94,1% de las empresas del ocio nocturno y los espectáculos, ha advertido la patronal.

El ocio nocturno critica la pasividad del Gobierno

En este contexto, el acto de protesta de esta mañana, organizado por España de Noche, Noche Madrid, #SomosOcioNocturno, la Plataforma por el Ocio, la Noche en Vivo, la Asociación Española de Disc jockeys y Productores (AEDYP) y la Asociación de Trabajadores del Ocio Nocturno (ATON), pretende impulsar la aprobación definitiva del plan de choque y rescate. 

“Este plan se encuentra en un auténtico limbo cuando más urgente resulta congelar la actividad económica de estas empresas en un momento en que los datos epidemiológicos permiten ver el final del túnel”, han lamentado. Por ello, “resulta inconcebible que el Gobierno permita la destrucción del ocio nocturno y los espectáculos teniendo en cuenta que se trata de uno de los sectores en los que España es referencia y primera potencia mundial”, han sentenciado.

Empleados y propietarios preparan locales de restauración a la espera del inicio de la desescalada. EFE/ Enric Fontcuberta.

El principal escollo del ocio nocturno: el pago del alquiler

El plan de choque y rescate elaborado por la patronal del ocio y los espectáculos destaca como prioridad las ayudas económicas directas para evitar los gastos asociados al alquiler de los establecimientos.

 “Casi un 33% de los gastos fijos de los locales, están asociados a los alquileres que deben pagar. Si tenemos en cuenta que el precio medio del alquiler de las discotecas y salas de conciertos está entre los 10.000 euros y los 25.000 y en el caso de los bares de copas entre los 2.500 y los 5.000 euros, este desembolso de los locales de ocio supone un gasto mensual de más de 52,5 millones de euros.

Los bares exigen la suspensión del pago de impuestos

Por otro lado, también destacan la necesidad de suspender todo tipo de impuestos como los pagos a cuentas del IRPF y del impuesto de sociedades, los pagos trimestrales de IVA, las cuotas de los autónomos y las cotizaciones sociales de los trabajadores a los que tienen que hacer frente las empresas.

“Si tenemos en cuenta que la industria recreativa y de los espectáculos de España es uno de nuestros principales atractivos turísticos, resulta inconcebible que después de casi 9 meses, el Gobierno de España no tenga un plan para garantizar la supervivencia de la principal víctima económica de la crisis del coronavirus”, han concluido.