La violencia política del independentismo en Cataluña: 46 casos de acoso y de escarnios, y 43 de daños materiales

El vicepresidente de Impulso Ciudadano, una de las entidades que han impulsado el informe, lamenta el clima de "enfrentamiento" en la política catalana: "Es un tema muy peligroso"

Un manifestante con contenedores ardiendo detrás en la cuarta noche de protestas por la detención del rapero Pablo Hasél, el 19 de febrero de 2021 en Barcelona | EFE/QG/Archivo

Un manifestante con contenedores ardiendo detrás en la cuarta noche de protestas por la detención del rapero Pablo Hasél, el 19 de febrero de 2021 en Barcelona | EFE/QG/Archivo

Cataluña ha registrado un gran número de situaciones violentas relacionadas con el contexto político y social. El Observatorio contra la Violencia Política –entidad impulsada por Movimiento Ciudadano y el Movimiento Contra la Intolerancia– cifra en 380 los casos de esta naturaleza. Los más numerosos: daños materiales, acoso y escarnios.

Son datos extraídos del Informe contra la violencia política 2020 que ha hecho pública la entidad. Según este documento, 349 de los incidentes violentos los han perpetrado personas o grupos independentistas. Sobre el total de casos registrados, 79 de ellos están clasificados como daños y deslucimiento de bienes, 58 de acoso y 49 como escarnios.

Si se desglosan estos datos del informe, del total de 79 casos de daños, 43 corresponden a ataques a constitucionalistas, 15 a independentistas y 21 no pudieron atribuirse a violencia procedente de ningún de los dos bloques. En el caso de los escarnios, 46 ataques corresponden a no-independentistas, 3 a independentistas.

Injurias, agresiones físicas y amenazas

En cuanto a los datos referentes con el acoso recabados por el informe, del total de 58 casos localizados por el Observatorio contra la Violencia Política, 46 de ellos los han recibido constitucionalistas, 2 los han sufrido independentistas, y 10 han quedado sin atribuir a ningún bloque.

Las injurias son otros incidentes violentos que se destacan en el informe. 24 de ellos se han producido contra personalidades o entidades constitucionalistas, frente a un único caso hacia independentistas. Una proporción parecida para el enaltecimiento del terrorismo, con 20 víctimas constitucionalistas y una no imputable a ninguno de los bloques ideológicos.

También llama la atención la cantidad de agresiones físicas. Según los datos del informe, se han producido 13 ataques a constitucionalistas, frente a una única víctima independentista y ocho casos no-imputables a ningún bloque. Además, son numerosas las amenazas, con 19 sufridas por constitucionalistas y 3 no-imputables a ningún bloque.

El silencio de la Generalitat ante los ataques

El vicepresidente de Impulso Ciudadano, Carlos Silva, ha lamentado en Economía Digital que la “fotografía” que reflejan estos datos dibujen a la política como “enfrentamiento”: “Es un tema muy importante y peligroso”. “Toda esta fractura ha nacido donde el nacionalismo es más importante, aunque este clima se está extendiendo a toda la política española”.

Silva ha criticado al Govern y su Oficina de Drets Civils, a la que ha acusado de ser un “instrumento de propaganda” al enmascarar toda la violencia que sufren los constitucionalistas: “La Generalitat no da puntada sin hilo”. Ha lamentado que existan cordones sanitarios, como el que se aplica a Vox en Cataluña, al asegurar que les “excluye también del debate político”.

Violencia contra partidos

El informe también ha contabilizado la cantidad de agresiones que han sufrido los partidos políticos en Cataluña. Vox fue el más perjudicado, al concentrar el 37,10% de los ataques. Silva ha lamentado que la portavoz del Govern, Meritxell Budó, no solo “negara la violencia” contra el partido de Garriga, como un actor político más, sino que le hiciera responsable.

Le siguen los socialistas catalanes, que acumulan un 20,97% de las agresiones registradas a partidos políticos. A distancia le sigue ERC, que ha denunciado 10 ataques (un 16,13% del total). Ciudadanos registra un 14,52%; En Comú Podem, 6,45%; y el PP tan solo un 4,84%.

El partido de Pere Aragonès, de línea más moderada y pragmática, es el único independentista que ha registrado ataques. Ni la CUPJunts y el Pdecat han denunciado ninguna agresión por motivos políticos, según lo recogido en este estudio del Observatorio.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña